welcome
Canadá, tierra de oportunidades, el país que tiene una de las economías más solidas del planeta, y una fama bien ganada de la amabilidad y tolerancia; se caracteriza por tener inmigrantes de todo el mundo, quienes gozan de los mismos derechos que los canadienses. El país de la bandera de hoja –como es reconocido- es uno de los destinos más escogidos por los inmigrantes debido a la alta calidad de vida y a una distribución relativamente equitativa de las riquezas, pero también es uno de los destinos favoritos de los estudiantes extranjeros para acceder a la educación. ¿Por qué? Porque los canadienses no solo disfrutan de un estándar de vida confortable, sino que su sistema de salud, seguridad social son tan reconocidos como su alta calidad educativa. ¿Has pensando en estudiar en WLU? Bienvenido! No solo entras a una de las mejores Universidades del mundo, sino que además has llegado al centro con mayor vida cívica y esparcimiento del continente.
Rpg temática Universidad
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 48 el Dom Mar 01, 2015 4:31 pm.
- Primavera -
Mes de Marzo
Max: 20° Min: -05°
Lideres
Conceited
MP
Conqueror
MP
Freesoul
MP
Reveller
MP
Sassy's
MP
Gamater
MP
Agradecemos a Aurora por la redacción, Anna por el html, Savage Themes y su página de Tumblr. Imágenes sacadas de Pinterest. La idea original del foro es de Ryan Baekhyun, favor de no copiar Queremos dar un especial agradecimiento a Rose de Glintz quien es la dueña de este hermoso Skin.
credits
Directorios (4/7)
Élite (00/40)
 photo LUBoton40x40_zpsj1nbzocp.png
Hermanos (2/8)
Últimos temas
» Santa Clara Rol - Élite
Lun Abr 13, 2015 1:44 am por Invitado

» UC Berkeley || Normal
Sáb Abr 04, 2015 12:29 pm por Invitado

» I open at close | Afiliación élite rechazada
Miér Abr 01, 2015 2:12 pm por Invitado

» Ever After College [normal]
Sáb Mar 28, 2015 5:03 am por Invitado

» El trucho conoció a la trucha o algo parecido Priv||Anna LeBeau
Vie Mar 27, 2015 5:32 pm por Dethan McDaniels

» Las Vegas +18 (Confirmación cambio de botón)
Jue Mar 26, 2015 5:00 pm por Invitado

» Lo siento, no quería molestar (Anna)
Lun Mar 23, 2015 6:06 pm por Anna LeBeau

» La familia Stonefield 0|3
Lun Mar 23, 2015 4:37 am por Margaret J. Stonefield

» Registro de Identidad
Lun Mar 23, 2015 3:34 am por Anna LeBeau


Hermosas sorpresas// Aurora Pelletier

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hermosas sorpresas// Aurora Pelletier

Mensaje por Julian A. Huntington el Miér Feb 18, 2015 6:15 pm

Julian estaba en la sala de profesores revisando unos exámenes parciales mientras duraba su hora de asesoría. Como acababa de pasar el examen, nadie se había presentado con dudas esa mañana y él estaba más que concentrado en sus deberes. Calificar exámenes siempre le había parecido una de las peores actividades que un maestro debía de hacer. Era un proceso tedioso y repetitivo. Además, eran pocas las ocasiones en las que lograba encontrar entre éstos, algo creativo o interesante. Las matemáticas no daban mucho margen a la imaginación o el subjetivismo, pero sí a la creatividad y a nuevas formas de resolver un problema, desafortunadamente, eran contadas las ocasiones en las que un alumno lo sorprendía en ese ámbito.

Y pensando en sorpresas, le vino a la mente la joven que había asistido con él para que le ayudara con una de sus materias. Julian no daba ningún tipo de asesoría privada o a otros alumnos fuera de su facultad, pero tratándose de una amiga de Aleksander, el castaño había cedido. Y no se arrepentía de haberlo hecho, pues la joven en cuestión era muy inteligente y parecía que lo único que necesitaba era un pequeño empujón para lograr su objetivo. Aurora se llamaba la chica y aunque ya no la había vuelto a ver, suponía que le habría ido bien en su examen pues no necesitó de demasiadas explicaciones para lograr entender y manejar las estadísticas.

Cuando terminó de calificar los exámenes, el castaño se levantó de su silla y fue a servirse un café. Él no era mucho de tomar esa bebida pero le apetecía algo caliente tras una hora y media de estar ahí en esa fría sala. Mientras bebía, se dedicó a mirar afuera y a pensar en lo extraño que se le hacía que Aurora no haya vuelto a buscarlo. Más que nada se trataba de la impresión que se había forjado de ella: parecía una joven atenta y amable que no sólo tomaría las asesorías y se iría. Pero como Julian no era dado a las suposiciones, decidió mejor no darle muchas vueltas. Si aparecía de nuevo, confirmaría que su impresión había estado bien fundamentada, sino, bueno, no valía la pena exaltarse demasiado.
avatar
Julian A. Huntington
profesores

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 16/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hermosas sorpresas// Aurora Pelletier

Mensaje por Aurora J. Pelletier el Miér Feb 18, 2015 10:07 pm

Treinta minutos atrás habían publicado las notas del examen de estadística que la pelirroja había rendido hace una semana, la muchacha sonrió de oreja a oreja al ver que había obtenido un diez, y sintió el impulso de correr a agradecérselo al Sr. Huntington; hacía días que había querido aparecerse por su oficina a saludarle, pero creyó que lo mínimo que podía hacer para retribuir su amabilidad al explicarle por completo los contenidos de estadistas, era aparecer con una buena calificación entre las manos.

El como había acabado consiguiendo su ayuda era mucho más fácil de explicar que el porque. Aurora tendía a distraerse con facilidad, sobre todo en ambientes hostiles y aquello era exactamente lo que le había sucedido en aquel modulo, la profesora gritaba tanto y disfrutaba de forma insana de humillar a sus estudiantes, por lo que naturalmente la muchacha acostumbrada a repelar la violencia se había transportado a sus propias ideas ignorando en gran parte las clases; lo que había desencadenado que al final tuviese que acudir a pedirle ayuda a cuanta persona conocía ganándose un par de carcajadas y bromas que la muchacha había aceptado de buena gana.

La ojiverde soltó un pequeño suspiro mientras se dirigía distraídamente al despacho del del castaño sonriendo agradecidamente al pensar en su salvador; cuan diferente había resultado aquel hombre de su docente asignada, el ingles pese a su constante rigidez, su impecable y estricta forma de explicar, había hecho que Aurora desde el primer momento que le vio quisiera abrazarlo y decirle que todo iba bien, que las sonrisas le llegasen a los ojos. Algo en aquel aire melancólico tan diferente al carácter risueño de la pelirroja la hacía creer que el profesor guardaba muchos secretos que le herían. Debería intentar bucear alguna vez, pensó dentro de su acostumbrada simpleza, cada vez que ella sentía el mínimo atisbo de tristeza partía a bucear o a saltar en paracaídas, el solo hecho de sentirse parte de algo tan inmensamente hermoso la había feliz.

Era esto lo que se encontraba pensando cuando de forma distraída golpeo la puerta del despacho del ingles, por lo que no pudo evitar soltar una risita al recordar el precioso arrecife que habían podido visualizar unas semanas antes con su hermano. Al no tener respuesta entreabrió la puerta para encontrarse con el profesor mirando por la ventana hacia afuera y dándole la espalda, sin siquiera pensarlo se acerco hasta él y puso sus manos en sus hombros de golpe y entre risas susurro -Boooooo


Última edición por Aurora J. Pelletier el Sáb Feb 21, 2015 4:01 pm, editado 2 veces
avatar
Aurora J. Pelletier
freesoul

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 01/02/2015
Edad : 22
Localización : Montreal

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hermosas sorpresas// Aurora Pelletier

Mensaje por Julian A. Huntington el Jue Feb 19, 2015 2:59 am

Como matemático, Julian no creía en las coincidencias. Los resultados se daban después de un proceso que no tenía cabida a la interpretación. Y esa parte de su mente era la que generalmente tenía en activo durante la universidad, y la mayor parte del tiempo. Por eso es que se sorprendía tanto ante el hecho de que Aurora apareciera justo cuando él estaba   pensando en ella. No había explicación lógica alguna y eso no quitaba el hecho de que estaba más que impresionado. ¿Cómo podía ser eso posible? El no tener una respuesta lo tenía todavía más sorprendido que antes. De modo que decidió guardar sus pensamientos para sí antes de girarse a encararla. Porque la sorpresa no se comparaba con la sensación de alegría que se había apoderado de él.

— ¿Sabes que necesitas algo más que booo para asustarme, cierto?— dijo con familiaridad, como si aquella chica no fuera solamente una joven que había pedido su ayuda para poder pasar un terrorífico examen de estadística. No sabía si se trataba del hecho de que un amigo mutuo los había introducido o que no fuera una de sus alumnas lo que permitía que él no se mostrase tan reservado como solía hacer en sus clases. Pero fuera el motivo que fuera, entre ellos no existía esa línea que separaba al maestro del alumno. De hecho, ninguna de sus estudiantes se atrevería jamás a ponerle una mano encima, mucho menos como lo había hecho la pelirroja. Él imponía gran respeto ante la clase y esas familiaridades jamás las había permitido.

Fuera cual fuera el motivo, era difícil ver a la pelirroja como una estudiante. Y él no se sentía como el maestro imponente que era frente a un grupo cuando estaba dándole clases particulares. Menos ahora que las asesorías estaban terminadas...¿lo estaban? — Cuéntame cómo te fue en el examen. Supongo que ya tendrás el resultado— la voz de Julian no dejó entrever ninguna ansiedad o sentimiento con respecto al silencio de ella. Para cualquiera que lo escuchara, simplemente quería saber si su esfuerzo había valido la pena. Sólo él sabía que detrás de ese comentario, estaba aquella disconformidad que había sentido al no saber nada de ella en esos días.  
avatar
Julian A. Huntington
profesores

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 16/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hermosas sorpresas// Aurora Pelletier

Mensaje por Aurora J. Pelletier el Jue Feb 19, 2015 3:52 am

La muchacha se encogió de hombros sonriendo, porque aunque sabía que su risa siempre la delataba al asustar a alguien, nunca perdía la esperanza de lograrlo, por lo que le dedico una mirada sincera  de incomprensión antes de llevarse las manos hacia su rostro y esconderlo ligeramente por el atisbo de vergüenza por ser tan ilusa al respecto .-Puede que aún no aprenda a asustar a nadie Julian, perdón digo Sr. Huntington- Respondió con su caracterizara sinceridad mirándole directamente a los ojos, un poco turbada, le estaba costando un poco de trabajar recordar que quizá el ingles esperase un trato más formal hacia su persona. -¿Realmente no se ha sorprendido ni un poquito?- Le preguntó soltando un puchero, la pelirroja podría haber jurado que estaba lo suficientemente distraído como para al menos haberse sorprendido.

El como había acabado consiguiendo su ayuda era mucho más fácil de explicar que el porque. Aurora tendía a distraerse con facilidad, sobre todo en ambientes hostiles y aquello era exactamente lo que le había sucedido en aquel modulo, la profesora gritaba tanto y disfrutaba de forma insana de humillar a sus estudiantes, por lo que naturalmente la muchacha acostumbrada a repelar la violencia se había transportado a sus propias ideas ignorando en gran parte las clases; lo que había desencadenado que al final tuviese que acudir a pedirle ayuda a cuanta persona conocía ganándose un par de carcajadas y bromas que la muchacha había aceptado de buena gana.

La canadiense rebusco en su bolso una manzana y se la extendió; era uno de los regalos más clichés de la historia y por eso le encantaban. Recordaba que de niña su madre siempre llegaba con una sonrisa en la cara cuando alguno de los pequeñuelos a los que le enseñaba le llevaba alguna de regalo.-Si, lo felicito, es usted definitivamente la persona con más talento en el mundo, porque ha logrado que tenga un diez aún cuando no tome mucha atención en clases .- Comentó con dulzura y agradecimiento, la primera porque aún tenía el recuerdo de su madre rondando en su mente lo segundo porque se sentía profundamente agradecida con el muchacho.

La pelirroja se apoyó un momento en el escritorio del docente y se perdió mirando a través de la ventana, aún era invierno pero ya se veían algunos pajarillos pasar sin duda la primavera se aproximaba a pasos agigantados -Le gusta la primavera.- Se sorprendió preguntándolo antes de siquiera pensarlo, lo que le valió soltar una risilla estaba acostumbrada a decirlo todo incluso antes de procesarlo.- Pensé en pasar a saludarle hace días pero creí que primero debía encontrar una forma agradecerle...-Confesó con tranquilidad mientras le  miraba con atención y se fijaba en las ojeras bajo sus ojos.


Última edición por Aurora J. Pelletier el Sáb Feb 21, 2015 4:02 pm, editado 2 veces
avatar
Aurora J. Pelletier
freesoul

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 01/02/2015
Edad : 22
Localización : Montreal

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hermosas sorpresas// Aurora Pelletier

Mensaje por Julian A. Huntington el Jue Feb 19, 2015 6:09 am

Las relaciones no eran tema fácil para Julian. Había pasado tiempo antes de que comenzara a relacionarse con sus vecinos y sus compañeros de trabajo en la Universidad. De hecho, recordaba sus primeras semanas en Canadá como unos días fríos y llenos de soledad, una sensación que no estaba dispuesto a sentir de nuevo. Y esas ganas de no seguir viviendo aislado lo habían llevado a salir más y a abrirse con las personas a su alrededor. Los amigos le habían llegado fácil y agradecía tener personas cercanas que lo apoyasen y distrajesen. Las mujeres, sólo pasaban por su cama. No es que Julian le temiese al compromiso, es que todavía no sentía algo que lo llevase a querer compartir sus pensamientos, su cuerpo, su corazón y su alma con una persona.

Al escuchar como Aurora se conflictuaba por no saber cómo llamarlo, Julian sonrió y sólo la miró con diversión. — No tienes necesidad de llamarme Señor Huntington, Aurora. No soy tu maestro, así que puedes tutearme sin tener que preocuparte— él le sonrió con educación y a pesar de concederle ese beneficio, Julian sabía que no había cabida a otra relación entre ellos, de modo que el tutearlo o no, no tenía gran importancia. A él no le molestaba porque siendo ella de otra facultad, no podría haber la posibilidad de que sus alumnos la escuchasen llamarlo por su nombre de pila.

La manzana fue un gran gesto que conmovió al castaño. Los profesores universitarios generalmente no recibían presentes ni agradecimientos por parte de sus alumnos, así que el que ella se tomase un minuto para traerle un detalle fue algo que logró que él sonriera, por completo. —No debías molestarte, para mí fue un placer ayudarte. Y saber que has sacado un diez es más que suficiente como recompensa — Julian no estaba sorprendido por ese resultado. Estaba más que consciente de la gran capacidad de la joven.

Ella se recargó en su escritorio y Julian no pudo más que observarla en silencio unos segundos antes de responder a su pregunta. — Prefiero los climas fríos, cuando es más sencillo mantenerse cálido. El calor excesivo no es lo mío. Razón por la cual no me mudé a California— él respondió con sinceridad y sin quererlo le habló de algo más personal. — Sé que seguirás llevando estadística por dos períodos, así que cuando necesites ayuda, sabes dónde encontrarme — Julian no sabía si había dicho eso con intenciones de que ella se fuese o de que no le preguntase con respecto a su vida privada, lo que sí sabía con certeza es que la pelirroja lo tenía algo consternado por no saber cómo catalogar la relación que tenían, si es que tenían una.

avatar
Julian A. Huntington
profesores

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 16/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hermosas sorpresas// Aurora Pelletier

Mensaje por Aurora J. Pelletier el Jue Feb 19, 2015 2:17 pm

La muchacha asintió en silencio sin perder su temple tranquilo, el como llamarlo más que complicarle por la supuesta asimetría natural que debiese existir entre ellos, se debía a que nunca le había gustado presionar los limites de las personas, tendía a darles completa libertad, y pese a que ella no sentía que siguieran una dinámica profesor-estudiante no se había sentido segura respecto a si el extranjero se sentiría cómodo con alguien menor que él tuteándole. -Lastima, con lo lindo que es tu apellido Julian- Bromeo mientras jugueteaba con sus dedos golpeteando suavemente el escritorio, casi tan agradable como tú acento, estuvo a punto de agregar pero sintió sus mejillas ruborizarse y se mordisqueo el labio dándose cuenta de que hubiese estado fuera de lugar.

En más de una ocasión se había ganado un sermón de parte de su padre, quien aseguraba que no podía ir diciendo cumplidos con tanta soltura por la vida incluso si lo sentía; que lindo cabello, que agradable voz, que hermoso dibujo, aparentemente estaban fuera de lugar gran parte del tiempo; porque las personas no solían pensarlo todo tan positivamente como ella.

-¡Claro que debía agradecerte! Fuiste muy amable, y si bien el que obtuviera una buena calificación demuestra que no has perdido tu tiempo, un pequeño detalle nunca esta demás .- Comentó con un tono dulce pero firme; era pura convicción, pese a que la castaña no noto la pasión de sus palabras era el mismo tono que solía usar cada vez que defendía las cosas en las que creía, nunca alzaba la voz, nunca gritaba pero la firmeza que adquiría su hablar demostraba la seriedad de su pensar. -Además ha sonreído de verdad, eso ya lo hace necesario.-Agregó de forma involuntaria.

La pelirroja liberó su apoyó del escritorio solo para luego sentarse en él, olvidando por completo la idea de formalidad que había sentido en un inicio cuando le llamo por su apellido. Sonrió de buena gana al oírlo hablar del frío, ella también amaba el invierno pero por otras razones: siempre le había parecido que las personas se volvían mas cálidas y receptivas con un poco de frío, como si el frío externo les obligase a calentar sus corazones-Bienvenido a Canadá donde están los veranos menos crudos del planeta.- Le replico cantarinamente mientras jugueteaba balanceando sus piernas que colgaban desde el escritorio. -Lo buscaré-Añadió en algo que más parecía una promesa que una respuesta, mientras jugueteaba con su cabello, ciertamente la pelirroja no deseaba desaparecer; el inglés seguía produciéndole ese mismo impulso de querer hacerle sonreír por lo que agradeció la excusa pero estaba consciente de que hubiese buscado la manera de acercarse igualmente si se lo permitían.-Pero le daré un montón de trabajo porque me distraigo con facilidad murmuro mirándole directamente a los ojos en un gesto de franqueza.


Última edición por Aurora J. Pelletier el Sáb Feb 21, 2015 4:03 pm, editado 1 vez
avatar
Aurora J. Pelletier
freesoul

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 01/02/2015
Edad : 22
Localización : Montreal

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hermosas sorpresas// Aurora Pelletier

Mensaje por Julian A. Huntington el Sáb Feb 21, 2015 5:36 am

Julian sólo atinó a dirigirle una sonrisa amable a la joven al oír lo de su apellido. Sabía que lo que más llamaba la atención de éste, era su origen inglés. Como también lo era su acento, aunque pocas personas se habían atrevido a hablarle de éste. Sus alumnos no se quejaban cuando algo no entendían, sólo sus amigos tenían la familiaridad suficiente como para mandarlo hablar más despacio cuando se emocionaba y comenzaba sus verborreas que podían marear hasta al más fuerte.

Pensando en éstas, el castaño se preguntó cómo catalogar a la pelirroja que tenía sentada en su oficina. No era su estudiante, no era su amiga, y algo le impulsaba a querer acariciarle la mejilla para probar que su piel era tan suave como aparentaba, algo que no sentía ni por las mujeres que pasaban por sus sábanas. ¿Habría una manera de catalogar esa relación? No estaba seguro, y esa falta de seguridad lo tenía confundido. Aurora lograba que él olvidase todo lo que podía angustiarlo. Y la sensación de no tener presiones sobre sus hombros le sentaba bien, como si de pronto sus pesares se desvanecieran en el aire.

— Es muy fácil sonreír contigo, Aurora— quería añadir que se trataba de la calidez que desprendía, pero dudaba que eso fuera prudente, así que no lo hizo. Lo mejor era no dejarse llevar por esa falta de límites que su relación dejaba a considerar. Ella era una joven demasiado dulce, carismática y alegre que merecía disfrutar de su juventud sin tener que saber lo que él sentía. Porque aunque le diera muchas vueltas al asunto, Julian no podía negar lo evidente: que su interés por la joven se trataba de algo más primitivo de lo que se atrevía a aceptar en voz alta.

Sentada con sus piernas balanceándose a unos centímetros del piso, distrajo a Julian. ¿Cómo podía lograr transmitir esa calma y esa calidez al mismo tiempo? Con lo único con lo que él podía compararla, era con una tarde de primavera; cuando no hace demasiado calor y recostarse en la hierba parece ser la mejor manera de pasar el tiempo. Su comentario sobre las distracciones lo sacó a él de la suya.

— Ya me encargaré de mantenerte atenta— prometió sin pretender darle a la oración un doble sentido, así que volvió a sonreírle con un poco más de espontaneidad. — Eres una joven muy inteligente y perspicaz, puedo asegurar que serás una reportera aventajada— auguró él sin intensiones de halagarla, sino de resaltarle sus virtudes de manera sincera.
avatar
Julian A. Huntington
profesores

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 16/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hermosas sorpresas// Aurora Pelletier

Mensaje por Aurora J. Pelletier el Sáb Feb 21, 2015 7:03 pm

La pelirroja le miró por unos instantes antes de sonreírle abiertamente -Deberías hacerlo más a menudo, tienes una sonrisa muy agradable- Comentó sosteniéndole la mirada con sinceridad. En aquel preciso instante a la muchacha le parecía que mientras lo hacía se le esfumaban las preocupaciones que siempre parecía tener aunque para poco fuese evidente; el haber vivido con un hermano que paso grandes angustias por la bipolaridad le había hecho bastante sensible respecto a las heridas guardadas y profundas y la pelirroja tenía la sensación de que el inglés estaba acostumbrado a lidiar consigo mismo bastante a menudo.

En un acto de completa espontaneidad se levanto del escritorio y se acerco hasta el hombre para tocar suavemente sus ojeras -Además ayuda sanar- Agregó casi en un susurro, liberando delicadamente la presión. La ojiverde estaba acostumbrada a ir por la vida de acuerdo a como se sentía y difícilmente podría haberse cuestionado si su impulso podría resultar incomodo, fiel a la creencia heredad desde su madre que los complejos surgían de contener los sentimientos siguió a los suyos de ese instante que se parecían bastante a la atracción, cosa que podía comprobar porque sentía su palpitar ligeramente más acelerado de lo habitual; aunque no estaba segura de poder definir de que se trataba, no podía negar que tal como lo había expresado en ese momento se encontraba deseando que Julian sonriese más, sorprendiendose a si misma con aquel pensamiento no puedo evitar mordisquear su labio como cada vez que se sentía con una exaltación poco frecuente.

Rió con suavidad frente a su repuesta - Si realmente logro mantenerme atenta, recuerdame regalarte algún pase a bucear o a saltar en paracaídas- Soltó con tranquilidad, sin haberlo pensado demasiado; ambas actividades resultaban maravillosas si se les daba la oportunidad y se reemplazaba el miedo por la capacidad de asombro; "Se trata de la adrenalina", le había señalado una vez su padre, ante lo que la muchacha solo había podido responderle con una sonrisa incapaz de encontrar las palabras para explicar que más que el golpeteo de adrenalina se trataba de la la paz y la sensación de plenitud que le seguía.

-Gracias- Susurró aceptando el cumplido y sintiéndose secretamente encantada de aquellas palabras no porque sonaran como un halago; en lo absoluto, si no por que le parecían sinceraras.-Realmente lo espero porque hay muchas historias calladas que merecen ser contadas- Confesó, siempre había sentido aquel impulso de devolverle las palabras a quienes han sido silenciados, y si bien Aurora jamás se alteraba y no era partidaría de ninguna violencia, hacía tiempo había aprendido que las palabras sinceras y escritas con cariño resultaban armas más poderosas y sensatas que las que generaban guerras.
avatar
Aurora J. Pelletier
freesoul

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 01/02/2015
Edad : 22
Localización : Montreal

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hermosas sorpresas// Aurora Pelletier

Mensaje por Julian A. Huntington el Lun Feb 23, 2015 2:22 am

Dejar pasar el comentario de su sonrisa le parecía lo más prudente a Julian tratándose de la situación. Aurora podía ser una joven encantadora, pero seguía siendo una estudiante de la Universidad y él ya había roto su ética acostándose con una. No quería siquiera abrir la oportunidad a sentir atracción por la pelirroja. Además, ella era más inocente que Amanda y una cosa era acostarse con una joven y otra, seducirla.

Entonces, Aurora se acercó a él, demasiado, logrando que la línea que los separaba, se tornase difusa. El toque le había producido una sensación extraña pero muy placentera y la palabra sanar no podía más que acoplarse a su situación. Julian había viajado tan lejos de casa para poder volver a sentirse él mismo. Lo que no debía hacer era seguir permitiendo que esa muchacha se acercase demasiado. No tenía intenciones de confundirla ni de abrirle la puerta.

— Se ve que te gustan las emociones extremas. Ya he saltado de un paracaídas cuando estuve en el ejército y no es algo que quiera repetir — le comentó sin hacer mayor escándalo del tema. Pocas personas sabían de su vida como militar, en este caso, lo había dejado caer porque había salido al tema. — En cuanto al pase a bucear, suena interesante, pero como ya te dije, Aurora, no necesitas tener más detalles conmigo. Ayudarte es parte de mi trabajo como maestro — ahí volvía a trazar la línea. Podían no ser maestro-alumna, pero seguía habiendo entre ellos una barrera que debían de mantener. Al menos él, si quería conservar su trabajo.

El comentario de las historias calladas dejó a Julian con la duda si hablaba de él o si se refería al mundo en general. Sin embargo, él pudo percibir de un modo silencioso que se trataba de él. Por lo visto, la joven tenía la misma capacidad que él para atisbar las historias que la gente escondía detrás de una máscara. ¿Cómo podía ella imaginarlo? No se veía como una muchacha afectada por la vida, pero como él bien sabía: había gente que ocultaba mejor el dolor que otras.

— Sólo ten cuidado desenterrando esas historias, porque a veces, sacarlas a la luz sólo puede empeorar las cosas y estoy seguro de que tú eres una mujer inteligente y prudente que sabrá dónde no escavar— y ahí estaba su discreta advertencia de mantenerse apartada. Tratándose de Julian, aquello no podía ser más directo. Ella había dejado entrever sus intenciones y él le había desvelado la actitud que tomaría si se decidía a llevarlas a la acción.

avatar
Julian A. Huntington
profesores

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 16/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hermosas sorpresas// Aurora Pelletier

Mensaje por Aurora J. Pelletier el Lun Feb 23, 2015 3:50 am

Aurora podía ser una persona que caminase pisando nubes y que se desconectará con facilidad de la realidad, pero era bastante buena empatizando con las personas por lo que sencillamente le sonrió con amabilidad antes de retroceder y volver apoyarse en el escritorio. Era consciente de que no todas las personas parecían seguir cada impulso que sentían y mucho menos repartían halagos con tanta facilidad como ella, soltó un leve suspiro porque sabía que en ocasiones como aquella sería mucho más sencillo actuar de acuerdo a lo que su padre denominaba sentido común, pero para la pelirroja le resultaba imposible controlarlo, nunca había entendido porque las personas iban por la vida callando las cualidades que veían en los demás y hacían una lista mental de sus puntos débiles, pero era lo suficientemente lista como para comprender que no eran sus palabras lo que marcaban su reticencia, sino que era la libertad con la que había actuado. Nunca había presionado a las personas y no empezaría en aquel instante, puede que no respetará con gran afán las reglas, pero si respetaba profundamente a las personas.

La ojiverde no puedo evitar morderse el labio sintiéndose culpable por mencionar el paracaidismo, porque probablemente bajo la aparente calma aquello arrastraba historias no muy agradables. Se ve que te gustan las emociones extremas, le oyó decir al castaño y no pudo sino negar con la cabeza antes de responder no sin cierta dulzura -No se trata de las emociones extremas, en absoluto. Quizá es porque yo no he tenido esa presión, y probablemente ni siquiera imagino que debiste ver, pero para mi se trata de la calma absoluta luego del salto... De como durante todo el descenso me siento agradecida de formar parte de un todo tan hermoso- Pesé a que no había pretendido soltar aquel discurso realmente parte de ella quería explicarle que todo puede tener más de una perspectiva y que puede darse de forma diferente de acuerdo a las circunstancias.

-Mi hermano es buzo profesional...-Susurro intentado encontrar las palabras para explicar a lo que se había referido. -Más que un detalle era una simple idea, la mitad de los docentes de medicina se han visto arrastrados por él- Agregó sin mucho éxito. Ya había trazado un limite y no pretendía presionarle solo por explicarle; porque sabía que en parte aquella idea había nacido desde su propio orgullo u egoísmo, el que ella viera el mundo de forma tan calmada no significaba que fuese lo que los demás quisieran.

Sonrió levemente sin dejarle saber que había notado que se había sentido aludido, no lo había dicho por el; porque ciertamente aunque le gustaría conocer que era lo que le había dado aquel temple aparentemente impenetrable al ingles, aquello se debía solo a sus ideales, y si bien sabía que muchas veces no fuesen a resultar prudentes era su forma de luchar frente a las injusticias. No sabía levantar la voz, y mucho menos aprobaba la violencia física, lo que le quedaba eran las palabras y las historias. -A veces vale la pena correr el riesgo.- Comentó con tranquilidad tratando de encontrar las palabras exactas que deseaba decir. -Tuve la suerte de ser acogida por una familia maravillosa que jamás me censuro, pero hay a quienes les quitaron la voz.-. Exclamo esbozando una sonrisa tranquila en tanto se encogía de hombros, sabiendo que era probable no le entendiesen.

Para Aurora resultaba difícil explicar el porque a pesar de su calma natural sentía un impulso natural a defender a cualquier que pareciera herido, era como una pasión contenida que solo salía a luz cuando debía defender en lo que creía. Y sabía que aquello muchas veces parecía contradecir por completo su personalidad.
avatar
Aurora J. Pelletier
freesoul

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 01/02/2015
Edad : 22
Localización : Montreal

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hermosas sorpresas// Aurora Pelletier

Mensaje por Julian A. Huntington el Lun Feb 23, 2015 8:20 pm

Como profesor, Julian se rodeaba de mentes jóvenes, ingenuas y dispuestas a moldear el mundo como un lugar mejor. Esa era una de las principales razones por las cuales se había sentido tan cómodo siendo maestro, porque así podía ver un lado mucho más amable de la vida, uno que llenaba de esperanza y de ilusiones para mejorar la situación que se vivía actualmente. Para él, era un orgullo ver que los jóvenes se superaban y buscaban soluciones a los problemas sin tener que recurrir a la violencia. Que trataban de resolver los problemas con base en la lógica y no en la venganza o el rencor. Todo eso lo llenaba de satisfacción, pero nada lo había hecho sentir tan en paz como escuchar hablar a Aurora de lo que experimentaba ella cuando hacía paracaídismo. Durante esos breves momentos, Julian había vuelto la vista atrás a sus días como soldado y podía entender las sensaciones de las que ella hablaba.

— Tienes una bella manera de expresarte, Aurora. Ahora mismo podría decirte que si volviera a saltar de un paracaídas lo haría con una vista completamente nueva. Gracias por eso — otra sonrisa sincera volvió a curvar sus labios y Julian tuvo que resistir la tentación de acercarse a ella y acariciar su mejilla, con la misma familiaridad con la que ella lo había tocado con anterioridad. Pero se mantuvo firme en su voluntad y permaneció correctamente apartado de ella. Julian era un hombre que se había criado como caballero y que además, el ejército lo había moldeado para controlar sus emociones y reacciones. Y a pesar de saber que tenía el control sobre sí mismo, una parte de él temía ser incapaz de soltar a esa pelirroja si por algún motivo se aventuraba a tocarla.

Entonces ella fue la que comenzó a hablar de su familia y le dejó ver al castaño un poco de lo que rodeaba su entorno: tenía un hermano que practicaba buceo, y si él no se equivocaba, probablemente se trataba de un hermano mayor. Si podía vislumbrarlo así era porque él mismo también había probado hacer las cosas que George hacía, como una manera de seguir sus pasos en ciega admiración. Luego de asentir, también escuchó en ella una fiera voluntad en ayudar a quién lo necesitaba y a darles voz a quienes no tenían. Un objetivo muy noble pero que también podría ponerla a ella en una situación peligrosa, pues si había gente que se callaba era porque otra estaba dispuesta a hacer lo que fuera por silenciarla. — Tu objetivo es muy loable y tu voluntad aún más, sólo no olvides que no todos están callados por su propio deseo — la mejor manera de prevenir que Aurora se metiera en problemas era decirle que tuviera cuidado. Lamentablemente, él no contaba con la oportunidad de decírselo como quisiera, pues sólo estaba ayudándola con una materia y si no quería darle entrada, él mismo no debía buscar una a la vida de ella.

Viendo que la conversación se tornaba demasiado íntima y que ella no tenía intenciones de irse, Julian optó por seguir otra estrategia con la muchacha.— Aurora, si no estás demasiado ocupada ¿te importaría ayudarme a revisar dos presentaciones que me acaban de entregar?— el castaño tenía una interna que generalmente se encargaba de esas cosas, pero como Nude no estaba presente, pues podía aprovechar que la pelirroja seguía ahí. De ese modo podrían hablar de números y no de emociones si ella decidía quedarse con él. Si le decía que no, sería un alivio porque entonces no la vería hasta que tuviera otra duda. Cualquier opción era mejor que seguir hablando de esos temas, porque Julian no sabía hasta donde podría llegar sin sucumbir a los intentos de ella de conocerlo.
avatar
Julian A. Huntington
profesores

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 16/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hermosas sorpresas// Aurora Pelletier

Mensaje por Aurora J. Pelletier el Lun Feb 23, 2015 10:18 pm

Aurora sostuvo la misma sonrisa boba y algo soñadora que había mantenido desde que se había referido a las sensaciones que le producía aquel salto, dejando que en parte su memoria la sumergiera en aquella tranquilidad que le producía y que tanto le encantaba; sonrisa que se vio ensanchada hasta marcar completamente las margaritas en sus mejillas cuando le escucho hablar; al igual que su madre la pelirroja creía que todo podía ser solucionado y superado con un poco de amor, y no del que narraban las novelas épicas, sino que de uno mucho más profundo y sencillo, de aquel que te hacía sentirte en paz contigo mismo y con el universo, casi como si se tratase de una verdad universal. La muchacha en parte siempre había asumido que la libertad que sentía se debía precisamente a ello, porque el respetar todo y darle su espacio hacia tiempo le había quitado cualquier prejuicio de la mente.

-No hay de que- Replicó encogiéndose de hombros, y mordiéndose el labio. No había hecho mucho salvó decir lo que sentía lo que a ella le resultaba tan natural como respirar, por lo que pesé a aceptar sus palabras no creía fuese necesario que le agradeciese. -Me alegro sientas eso- Expresó con sinceridad, tanto como si el castaño saltaba como si no otra vez, al menos siempre tendría un punto de vista que le sirviese a contrastar lo que la ojiverde asumía que debió ser bastante duro en su momento, quizá incluso lo fuese ahora.

Le escuchó con calma antes de suavizar su expresión -Lo tengo claro Julián y son precisamente ellos los que merecen recuperar la voz- Respondió con un tono dulce pero firme. -No pretendo ponerme en peligro ni yo ni a quienes quiero, por muy impulsiva que pueda ser jamás haría tal cosa- Respondió con una sonrisa -Solo pretendo devolverles la voz en tanto me sea posible y mostrar la realidad cuando ello les ayude, si se que el evidenciarla les traerá mas amarguras que penas ni siquiera lo intentare- Le explicó calmadamente. No iba a ponerse a ventilar los secretos de una conspiración de estado, pero si quizá era perfectamente capaz de ayudar a que una mujer abusada encontrará a su agresor y lo pusieran tras las rejas. Siempre se había sentido incomoda frente a la violencia, por eso mismo había aprendido que incluso cuando es con buenas intenciones el sacar a la luz hechos violentos de forma brusca indudablemente acababa aumentando ese circulo de atrocidades, y definitivamente no era lo que buscaba.

-Oh! ¡Te estoy quitando el tiempo! Cuanto lo siento- Murmuró precipitadamente antes de asentir levemente -¡Claro! Tu puedes decirme en lo que te soy útil- Exclamó con su energía característica mientras jugueteaba golpeando suavemente el escritorio con los dedos a la espera de a que le indicase cuales eran las presentaciones a corregir y de que se trataban; no era la primera vez que ayudaba a algún profesor a revisar trabajos, durante el semestre anterior había sido interna del departamento de redacción ganándose más de un par de llamadas de atención por resultar demasiado blanda al corregir en ocasiones.

Soltó una risilla al recordar a Nude quejándose de la sobre-explotación que recibía, cuando diferente resultaban sus dos mejores amigas, en tanto Anna amaba con su vida los números la primera parecía tenerles alergia, pero se abstuvo de mencionarlo; no solo porque pudiese meter en problemas a ángel rubio, sino también porque había reconocido el limite no verbalizado respecto a evitar a toda costa la vida personal.



avatar
Aurora J. Pelletier
freesoul

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 01/02/2015
Edad : 22
Localización : Montreal

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hermosas sorpresas// Aurora Pelletier

Mensaje por Julian A. Huntington el Lun Mar 02, 2015 3:13 am

En el momento en el que la joven se mordió el labio, Julian no pudo evitar preguntarse cómo sería besarla. Y el mero hecho de hacerse esa pregunta mental, bastó para que apartara la vista de ella y se concentrara en otra cosa. Esa muchacha estaba calándole hondo con apenas una plática y eso lo hacía cuestionarse lo inteligente que era tenerla ahí. Estaba claro que no estaba pensando coherentemente. No quería problemas, ya se arriesgaba demasiado con una estudiante, dos sería el colmo.

—Para alguien con tu voluntad, no debe ser fácil tener que decir eso— Julian admiraba verdaderamente sus deseos por ayudar a la gente, pero le asombraba que también fuera lo suficientemente inteligente como para discernir que habría veces en las que la verdad sólo podría perjudicar a las personas. Definitivamente, Aurora era una muchacha como pocas: inteligente, empática y centrada. Quien ganase su corazón sería un hombre afortunado.

Y como sus pensamientos empezaban a jugar en su contra, Julian cambió el tema y le pidió ayuda. Y tuvo que admitir que había sido demasiado ingenuo. Siendo como era la muchacha, había pocas posibilidades de que le dijera que no. Vaya manera de alejarla, se dijo con sarcasmo. Con una sonrisa la invitó a sentarse en la mesa de trabajo que tenía al fondo de su oficina.

—Son de mis alumnos de primeros años, de modo que tienen enormes problemas con la redacción y leerlos es una tarea titánica— comentó señalándole las dos carpetas que había en la mesa. —Si me ayudas a señalar los errores para que después yo revise el contenido, me harás el día— le pidió mientras se percataba de que no tenía material para trabajar.

Se levantó de su asiento y fue a sacar unos bolígrafos de color de su escritorio. Al volver, se sentó al lado de la joven y le extendió la mano para que pudiera escoger la que ella prefiriera. ¿Sería bueno trabajar con ella tan cerca? Julian ya no podía echarse para atrás, ya le había cerrado la oportunidad de hablar de su vida privada, sería una tremenda falta de respeto decirle ahora que lo mejor era que se fuera.

Cuando tomó uno de los trabajos, Julian volvió a mirarla—¿Quieres un café o un té?— preguntó con amabilidad. Debía, ante todo, mostrar su caballerosidad sin que se vislumbrara su incomodidad ante la presencia de ella. Para un hombre que había sido educado para seguir sus objetivos con precisión, esta cuestión de no saber cómo comportarse le resultaba ajena y desconcertante.

Spoiler:
off: linda, perdón la demora, fue una semana pesada en el trabajo.
avatar
Julian A. Huntington
profesores

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 16/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hermosas sorpresas// Aurora Pelletier

Mensaje por Aurora J. Pelletier el Lun Mar 02, 2015 5:13 am

Aurora dejo escapar una sonrisa al oírle hablar, sintiendo cierto cosquilleo en el pecho que le era difícil de ignorar, era consciente de que ante los ojos del inglés no debía ser más que una cría con demasiados sueños e ideales que poco conocía del mundo; por lo que se sentía agradecida de al menos haber sido capaz de explicar su visión de las cosas; y haber sido capaz de expresar que a veces la verdad podía ser un arma de doble filo si esta no es revelada con sutileza y cariño. -De nada me serviría la voluntad si no pretendo hacer nada bueno con ella- Replicó casi en un susurro, posiblemente demasiado despacio para ser oído... Conocía bien su fuerza de voluntad y su determinación pero se rendía rápidamente cuando sabía que estaba haciendo las cosas por capricho o con segundas intenciones, por lo que no pudo evitar cuestionarse porque entonces seguía ahí negándose a ceder ser empujada fuera de aquel lugar; la canadiense de alguna forma sentía que si se marchaba con facilidad luego ya no podría permitirse a si misma a volver.

La ojiverde debía admitirse a si misma que no sabía seguía manteniendo aquella conversación porque quería conocer más del misterioso profesor o si era sencillamente porque le gustaba su voz, sorprendida por aquella duda no pudo evitar que un inoportuno sonrojo se subiera hasta sus orejas, detestando por algunos instantes su transparencia.

Hojeó rápidamente los trabajos de aquellos muchachos no pudiendo evitar soltar una sincera risilla, antes de pensar no sin cierta dulzura que era evidente que aquellos chicos estaban más acostumbrados a tratar con números que con letras -Más que problemas de redacción tienen dificultades para encontrar los conectores adecuados- Abogó por ellos con suavidad, solía ser un problema bastante común que se solucionaba con un poco de practica o con la ayuda de un diccionario. -Si quiere puedo enseñarle a como descifrar las ideas fácilmente- Agregó dubitativa mientras cogía uno de los bolígrafos desde la mano del castaño, rozándola levemente por accidente ante lo cual sintió su corazón latir rápidamente. -O simplemente puedo señalarlo- Se obligó a agregar luchando contra el impulso de volver a tocar su mano para averiguar si era su roce o la abismal distancia que había sido claro al poner lo que hacía que su pulso latir con tanta fuerza.

La ojiverde que siempre había sido incapaz de concentrarse realmente teniendo el cabello suelto,  se permitió mirarlo por unos instantes antes de tomar otro de los lapices que había quedado sobre la mesa e involuntariamente utilizarlo para  afirmar con el un descuidado tomate, concentrándose en señalar con cuidado los errores del informe que tenía en la mesa y
agregar algunas opciones que funcionarían para corregirlo. Tan sumida estaba en la lectura que la voz de Julian le saco de su trance -Podría beber un té- Respondió tranquilamente antes de ser consiente de su propio nerviosismo por lo que agregó -Pero en realidad no es necesario que te molestes Confesó sosteniéndole la mirada.


avatar
Aurora J. Pelletier
freesoul

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 01/02/2015
Edad : 22
Localización : Montreal

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hermosas sorpresas// Aurora Pelletier

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.