welcome
Canadá, tierra de oportunidades, el país que tiene una de las economías más solidas del planeta, y una fama bien ganada de la amabilidad y tolerancia; se caracteriza por tener inmigrantes de todo el mundo, quienes gozan de los mismos derechos que los canadienses. El país de la bandera de hoja –como es reconocido- es uno de los destinos más escogidos por los inmigrantes debido a la alta calidad de vida y a una distribución relativamente equitativa de las riquezas, pero también es uno de los destinos favoritos de los estudiantes extranjeros para acceder a la educación. ¿Por qué? Porque los canadienses no solo disfrutan de un estándar de vida confortable, sino que su sistema de salud, seguridad social son tan reconocidos como su alta calidad educativa. ¿Has pensando en estudiar en WLU? Bienvenido! No solo entras a una de las mejores Universidades del mundo, sino que además has llegado al centro con mayor vida cívica y esparcimiento del continente.
Rpg temática Universidad
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 48 el Dom Mar 01, 2015 4:31 pm.
- Primavera -
Mes de Marzo
Max: 20° Min: -05°
Lideres
Conceited
MP
Conqueror
MP
Freesoul
MP
Reveller
MP
Sassy's
MP
Gamater
MP
Agradecemos a Aurora por la redacción, Anna por el html, Savage Themes y su página de Tumblr. Imágenes sacadas de Pinterest. La idea original del foro es de Ryan Baekhyun, favor de no copiar Queremos dar un especial agradecimiento a Rose de Glintz quien es la dueña de este hermoso Skin.
credits
Directorios (4/7)
Élite (00/40)
 photo LUBoton40x40_zpsj1nbzocp.png
Hermanos (2/8)
Últimos temas
» Santa Clara Rol - Élite
Lun Abr 13, 2015 1:44 am por Invitado

» UC Berkeley || Normal
Sáb Abr 04, 2015 12:29 pm por Invitado

» I open at close | Afiliación élite rechazada
Miér Abr 01, 2015 2:12 pm por Invitado

» Ever After College [normal]
Sáb Mar 28, 2015 5:03 am por Invitado

» El trucho conoció a la trucha o algo parecido Priv||Anna LeBeau
Vie Mar 27, 2015 5:32 pm por Dethan McDaniels

» Las Vegas +18 (Confirmación cambio de botón)
Jue Mar 26, 2015 5:00 pm por Invitado

» Lo siento, no quería molestar (Anna)
Lun Mar 23, 2015 6:06 pm por Anna LeBeau

» La familia Stonefield 0|3
Lun Mar 23, 2015 4:37 am por Margaret J. Stonefield

» Registro de Identidad
Lun Mar 23, 2015 3:34 am por Anna LeBeau


El trucho conoció a la trucha o algo parecido Priv||Anna LeBeau

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El trucho conoció a la trucha o algo parecido Priv||Anna LeBeau

Mensaje por Dethan McDaniels el Miér Mar 04, 2015 8:05 pm

Vi a la gente salir del bar, un bar bastante sencillo, no muy caro pero tampoco barato, normal para la gente normal,  o eso pensaba. Después de 5 días sin saber qué hacer decidí asumir la responsabilidad e ir al lugar citado… más bien lo hacía porque no quería ser un mentiroso. Aunque tal vez era mi orgullo el que estaba en juego.

“Flashback Unos días antes….
Todo comenzó con una pequeña broma, debíamos elegir algo que hacer y hacer una apuesta para lograr poner a uno de nosotros en la cuerda floja o como yo digo, ridiculizarlo delante de muchas personas. Así fue como empezó la broma de mandar cartas anónimas a chicas que entraban por el ojo, vamos que eran guapas. Pero yo preferí elegir a una, una que para todos pareciera como imposible no es que tuvieran muchas expectativas así que yo elegí a una que muchos miraban desde lejos y susurraban, le mande una nota diciendo exactamente algo que para cualquiera sonaría sospechoso pero esperaba que al menos pudiera hacer que sintiera curiosidad.
[Me gustaría poder hablar contigo en un lugar apartado de la gente, la gente hipócrita que habla sin saber, me gustaría conocerte, como eres. No por una faceta.
Por ello te espero a las 14:30 para comer, en un bar cerca del campus, no tiene perdida la entrada se ve desde lejos, tiene un aparcamiento y huele a bacón ¿te gusta el bacón? Espero que sí, ya que nunca probaras uno mejor como ese. ]
Fin del flashback.”

Y así fue el motivo de encontrarme aquí mirando la luz solar mientras esperaba a alguien que seguramente no vendría por miedo.  Miedo de que yo fuera un acosador, o algo peor a lo mejor incluso pensaba que yo tenía intención de secuestrarla, miles de cosas que se verían en series televisivas películas, libros… entre muchas cosas, aunque mi propósito no era otro que lograr cumplir la apuesta… me apetecía el premio un mes gratis de tortitas… ERAN TORTITAS… me moría de ganas de comerlas, muchas tortitas con su sirope y cosas… pero bueno como bien se también es verdad que costaría ganar si ella no se presentaba. Una derrota me daba igual pero no quería perder la oportunidad de comer esas delicias.
Aunque miraba el reloj eran las 14:40 iba diez minutos tarde, así que sin perder la esperanza me quedaría allí un rato más al menos así podría decir que quizás llego tarde por desconfianza… a lo mejor debí colocarme un cartel gigante con la palabra acosador de la carta, no tengan miedo solo es una carta… o a lo mejor no… ah, la juventud yo era joven aunque hubiera vivido muchas cosas, si fuera ella no me presentaba, pero no era ella así que quizás tenía suerte y ella aparecía por arte de magia.  
-Bueno... al menos huele a bacón…- en un rato entraría me pediría una ración gigante de bacón con huevos fritos patatas y un gran baso de coca-cola… al menos así ahogaría mis penas antes de lamentarme por perder esas grandes y deseadas tortitas… LAS TORTITAS.

avatar
Dethan McDaniels
universitarios

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 28/02/2015
Edad : 25
Localización : papel

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El trucho conoció a la trucha o algo parecido Priv||Anna LeBeau

Mensaje por Anna LeBeau el Miér Mar 04, 2015 11:07 pm

La castaña se vio por última vez al espejo, ante la mirada incrédula de sus compañeras de habitación. Sus amigas no podían creer que en verdad fuera a ir a esa "cita", pero la curiosidad de Anna era lo bastante grande para ponerse en riesgo. Más de una le había dicho que esa carta era bastante sospechosa, y que tuviera cuidado con lo que hacía. Con media sonrisa, Anna tomó su bolso y se despidió de sus asustadas compañeras.

Ya afuera de su fraternidad, la castaña caminó por el campus hacia la salida de este, pensando que hubiera sido bastante absurdo llevar su auto, sabiendo que el lugar estaba relativamente cerca. Mientras caminaba por el lugar, la castaña fue recordando el cómo había llegado esa carta a su poder. Recordaba que días atrás, mientras estaba en una clase de finanzas, uno de sus "compañeros" le había dado las acostumbradas carta que le mandaban. Sabía que era la joven popular y que no pasaba de inadvertida por el campus; sin embargo, le asombraba que los hombres (y algunas mujeres) siguieran mandando cartas, cómo lo hacían tiempo atrás. Lo normal en ella, era desechar cada una de esas cartas ante las miradas de reproche de sus compañeras, quienes la envidiaban por tener tanta suerte. No obstante, aquella vez había decidido leerla, riendo con algunas frases tontas y frunciendo el ceño al leer algunas cosas tan explícitas. Mientras leía, iba desechando cada una de las cartas, sin tener la mínima intención en saber quienes las habían escrito. Cuando vio la última, hizo un gesto divertido al ver lo interesante que se leía y, para su sorpresa, notar que la había citado en un bar cercano del campus. Ante la mirada asombrada de sus amigas, Anna guardó esa carta diciendo que asistiría a ese lugar.

Ya fuera del campus, la chica sonrió al ver el bar donde la había citado y al acercarse, notó que había dicho la verdad, ese lugar olía a bacón. Soltó un suspiro aburrido al ver que varios hombres se le quedaban viendo mientras entraba a ese lugar. Con una seria mirada, la castaña recorrió todo el lugar, esperando que alguien se levantara y se acercara a ella, sino tendría que irse.


¿Algún problema?:
avatar
Anna LeBeau
conceited

Mensajes : 142
Fecha de inscripción : 01/02/2015
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El trucho conoció a la trucha o algo parecido Priv||Anna LeBeau

Mensaje por Dethan McDaniels el Jue Mar 05, 2015 4:14 pm

Observe la gente hasta que la vi aparecer, como siempre no me fijaba mucho en ella pero aquel día me sentí orgulloso, de todo a parte de verla aparecer con su aura de ser superior, o algo parecido, jamás debería volver a criticar un libro por su portada, sin antes mirar su interior. Bueno en este caso siempre he mirado su exterior sin intentar saber más de ella un error que ese mismo día deseaba remediar.
Me acerque a la mesa con lentitud sentándome delante de ella con una sonrisa como quien no quería la cosa así que pedí dos menús de comida observando sus ojos.
-Gracias, por venir aquí casi pensé que no vendrías e ignorarías la nota que te deje, pero me alegro de que no lo hicieras.
Sí… he ganado mis queridas tortitas, aaah, esas tortitas con buen olor que ya casi podía olerlas saborearlas, pero aun no quedaba todo allí debía seguir mi propósito de ‘Nuevas amistades’ como dicen muchos actores, era un momento fundamental para poder llegar a conocer aquella bella dama.
-Me llamo Dethan, al principio pensé que quemarías mi nota, o simplemente llamarías a un loquero, también a los policías, entiendo que he actuado mal no debería a ver echo eso de la nota anónima, pero comprende mi punto de vista, es una manera efectiva de conocer aquella persona, dicen que existen maneras para conocer de verdad a una persona.  
Le observe con sinceridad dejando que la muchacha nos sirviera lo pedido y preguntara si deseábamos un bebida en especial o agua, yo me decante por una coca-cola tal y como tenía en mente.
-Como iba diciendo, dicen que puedes descubrir mucho acerca de las personas si te fijas en cómo se enfrentan a estas tres cosas- señale con tres dedos y sonreí – perder el equipaje, un día de lluvia y una ristra enredada de luces de navidad.
En un momento me quede en blanco.
-Vaya perdona, no me acuerdo porque te lo decía… me parece que simplemente quería romper un poco el hielo, lamento eso. – reí algo nervioso masticando el beicon notando su sabor y el crujir acabando de pensar que los nervios se empezaban a ir… al menos empezaba a notar mi estomago tranquilo.
avatar
Dethan McDaniels
universitarios

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 28/02/2015
Edad : 25
Localización : papel

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El trucho conoció a la trucha o algo parecido Priv||Anna LeBeau

Mensaje por Anna LeBeau el Vie Mar 06, 2015 2:41 am

La castaña frunció el ceño al ver que un chico se sentaba frente a ella, suponiendo que él había sido el gracioso de la nota. A decir verdad, no era lo que Anna esperaba, pero bueno... ¿Qué podía decir?. Rápidamente entró en confianza al notar que no era ningún secuestrador o algún delincuente con problemas psicológicos a quien temerle. —Simple curiosidad... tú nota fue bastante graciosa, aunque si, tenía pensado en llamar a la policía o a un ejercito de niñas tontas las cuales habrían podido gritar pidiendo ayuda por un supuesto violador — le explicó, para luego reír y negar con la cabeza. Si, en los últimos días había dudado en si ir o no ir, pero la curiosidad pudo más y ahí estaba. Sabía lo que sus "amigas" le dirían: La curiosidad mató al gato

Anna empezó a reír ante las palabras de Dethan, ya que le causaba gracia el que supiera que lo que había hecho no estaba bien pero que era una forma de conocer a la gente. La chica frunció el ceño ante la idea de que esa fuera su idea de conocer gente, pero simplemente ignoró aquello. —Mi nombre es Anna, pero creo que ya lo sabías ¿No? — le cuestionó con media sonrisa. Sería algo absurdo el que le mandara una nota, le pidiera verla en persona, y no supiera su nombre.

Le sonrió a la chica que les dejaba la comida y le pidió un vaso de agua, para luego volver a concentrarse en Dethan, quien seguía hablando sobre su idea de las notas y de cómo conocer a la gente con tres cosas, las cuales le hicieron reír. Su risa se hizo más divertida cuando Dethan se dio cuenta de que había hablado de más. Negó con la cabeza, y sonrió. —No hay problema... — quedó un poco pensativa y ladeó la cabeza. —Cuando pierdo el equipaje, lloro; cuando llueve, lloro y cuando las luces de navidad están enredados, lloro... ¿Qué dices a eso? — dijo con gracia y tomó un poco de agua. Soltó un suspiro y miró a su acompañante. —¿Por qué mandaste la nota a mi? — le preguntó un poco más seria.


¿Algún problema?:
avatar
Anna LeBeau
conceited

Mensajes : 142
Fecha de inscripción : 01/02/2015
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El trucho conoció a la trucha o algo parecido Priv||Anna LeBeau

Mensaje por Dethan McDaniels el Vie Mar 06, 2015 5:27 pm

Al principio me quede mirando sus reacciones debía calmarle, o al menos usar mi cerebro para intentar pensar y no liarla, no por el hecho de que dijera cosas malas, todos los que me habían dicho que seguramente me quedaría solo ese día debían saber que no era cierto, que había cumplido el reto, pero no iba alardear como muchos, seguramente haría algo mejor y que pocas personas imaginarían o ese era mi propósito principal.
-Si te soy sincero me alegro de que no hubieras dado la alerta a la policía, si así hubiera sido me abría metido en un gran lio…- ya no solo con mi madre, que quizás se decepcionaba mi condicional también podría empeorar por ese motivo debía tener cuidado con aquello por ese motivo sonreí aliviado de que no hubiera hecho nada de aquello.
Cuando menciono su nombre le sonreí encantado escuchando su nombre por lo que asentí como un bobo, como un completo tonto pero bueno eso no era lo importante así que ignorándolo un poco bebí el agua para ayudarme con el trozo de bacón.
-Como bien dices sabía tu nombre de antes, si no la carta nunca hubiera llegado a su destino ¿verdad?
Le sonreí cortándome más comida sin decir mucho más escuchando sus respuestas hacia mi así que aguante la risa, ante estas que me sorprendieron bastante.
-Así pues lloras en todas las situaciones, bueno no digo que sea malo, simplemente me parece curioso más que en otras ocasiones que la gente simplemente miente. Me gusta tu sinceridad. – mordisquee un poco de pan y decidí que lo mejor era ser, como bien pensaba sincero. – La verdad es que me retaron, no quiero que te enfades me dijeron que no tendría lo que tenía que tener para pedirte quedar, claro está un reto me encanta y más cuando la recompensa son tortitas, u otro tipo de manjar delicioso a demás no se cocinar… siempre es un buen momento para que me cocinen y así aprender hacerlas… - sabia que eso era algo imposible jamás podría aprender a cocinar, no sin tener que esforzarme y como bien perezoso que era, no estaba en mi lista de cosas por hacer.
Así que acabe de comer y mire hacia la mesera con una sonrisa, dejando que recogiera mi plato negando el postre, ya que prefería pillarlo en otro lugar, mire a Anna comer esperándola sin meterle prisa, simplemente tocando la mesa con mis dedos, produciendo un ritmo constante.
-Lamento si te ha decepcionado el motivo, para mucha gente eres como…- me puse a pensar en aquella palabra que daría en el punto exacto del significado y cuando lo encontré silbe- Deidad, tal vez… si ese sería el nombre de cómo te trata la mitad del género masculino- reí encantado por mis palabras y le observe con fijación. – se podría decir que haces un efecto embobamiento en sus cerebros y en vez de pensar solo actúan, con otra cosa… ah aunque no todos actúan así, a demás no es una ofensa deberías sentirte alagada muchos te ven atractiva e inalcanzable.
Carraspee para intentar quitarle importancia a lo que le dije sacando una pequeña nota mirando los lugares de interés que me había apuntado, sabiendo que le preguntaría si me acompañaría a por un helado, deseaba un helado de esos artesanales con su sabor original y no con los colorantes que ahora, lastimeramente tantas marcas utilizaban. Así pues cuando me vi más o menos que ella ya estaba no pedí la cuenta solo espere.
-Te gustaría venir conmigo a comprar un helado, claro está si quieres invito yo, a la comida también te invito, no dejare que pagues ya que te puse en un compromiso. –pedí la cuenta esperando a que la trajeran sin meter prisa observando a la muchacha, luego mire a Anna.
-Espero que no te enfades por mis comentarios de antes… la verdad a veces me puedo pasar un poco pero en ningún momento iba a malas.
Cuando acabe de hablar la mesera volvió con la cuenta, coloque la cantidad exacta de dinero y espere a que volviera con el recibo ya que mama seguramente se interesaría de verlo.
avatar
Dethan McDaniels
universitarios

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 28/02/2015
Edad : 25
Localización : papel

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El trucho conoció a la trucha o algo parecido Priv||Anna LeBeau

Mensaje por Anna LeBeau el Sáb Mar 07, 2015 11:57 pm

La castaña sonrió cuando el joven le agradecía el que no hubiese llamado a la policía, pensando que hubiera sido un espectáculo poco agradable para él, pero bastante divertido para todas las personas que estaban ahí. Estaba segura de que al día siguiente todo el campus hablaría sobre el chico que fue arrestado por la policía por una nota anónima. Aunque, a decir verdad tampoco hubiera sido una buena experiencia para Anna, quien seguramente se metería en problemas con sus dos hermanos mayores; Sebastian no la dejaría salir de nuevo y Alek mandaría a alguien para cuidarla hasta cuando fuera a clases.

Sin embargo, la sonrisa que tenía en el rostro desapareció para dar paso al asombro, al escuchar que todo había sido por una apuesta, haciendo que lo más sorprendente de esta fuera que el premio eran unas... ¿Tortitas?. La chica frunció el ceño al escucharle decir que esperaba que no se enojada, cuando la lógica decía que debía de hacerlo. —¿La recompensa son... tortitas? — le cuestionó sin poder creerse aún. Soltó un suspiro y cruzó los brazos sobre su pecho, escuchando lo que decía sobre ella. Su asombro se evaporó y empezó a reír cuando escuchó que ella era una "deidad" para los hombres. Si, ella sabía que gran cantidad de chicos la seguían y querían muchas cosas con ella, pero simplemente no esperaba que la vieran cómo una deidad. No estaba segura de si eso era un cumplido y así hacerla sentir bien o un cometario que hacía que todo empeoraba, al darse cuenta de que sólo la eligieron por su cara bonita y por ser el "sueño" de varios hombres. Soltando un suspiro, la castaña empezó a comer mientras pensaba en que decir a eso. Ladeó un poco la cabeza y lo miró con media sonrisa. —Eso es absurdo, sólo soy yo — dijo cómo si fuera algo obvio. Se sabía bonita, pero eso no era lo suficiente ¿o si? Lo importante era cómo fuera o (para ella) que tan inteligente fuese. Negó con la cabeza y siguió hablando. —No es muy agradable el que sólo vean el físico — concluyó y se concentró en comer, pensando que eso siempre pasaba.

Con una sonrisa divertida, la castaña vio cómo sacaba una notita y lo leía con detenimiento, pensando que aquello era bastante tierno. Le sonrió a la mesera quien se llevó su plato y volvió a mirarlo cuando el joven le preguntó que si quería ir por un helado. Con una pequeña risa, la castaña escuchó que él pagaba todo, y pensó que aquello no sería problema, ella también podría pagar su parte pero no quería incomodarlo por lo que se calló. —Claro, será divertido — le dijo amablemente y negó con la cabeza cuando se disculpó —No te preocupes, no me lo he tomado a mal — lo tranquilizó y esperó a que acabara de pagar, para luego tomar su bolso y levantarse de su asiento. —Vamos — le sonrió amablemente.


¿Algún problema?:
avatar
Anna LeBeau
conceited

Mensajes : 142
Fecha de inscripción : 01/02/2015
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El trucho conoció a la trucha o algo parecido Priv||Anna LeBeau

Mensaje por Dethan McDaniels el Dom Mar 08, 2015 12:50 pm

Al principio imagine que no aceptaría pero cuando acepto sonreí como si nada saliendo de allí con ella mientras pensaba en todo lo que había en la lista de la apuesta y pare de golpe mirándola de reojo y con una gran sonrisa decidí que lo mejor era ignorarlo, me sabía mal por mis tortitas pero prefería mil veces la verdad ante una apuesta.
-La verdad, me parece que les diré que no apareciste- seguí andando para que no pareciera todo tan dramático, seguí mi rumbo sin preocuparme. -No creo que eso te moleste, porque prefiero hacerlo así a que piensen que te conozco y intenten hacer que quede contigo por su puro placer.
Seguí caminando pacientemente buscando la heladería pensando en las pobres tortitas pero preferí ignorarlo, caminando hacia delante buscando la tienda observando el pequeño mapa que había creado para encontrarlo, aunque sabía que a lo mejor no servía con eso tampoco.
-Aun así he de reconocer que me alegra que no me dejaras solo, por el simple hecho de que podremos ir a comer cosas ricas…- sonreí mirándola de reojo entrando en una pequeña heladería que si no te fijabas pasabas de largo, pero en un momento entre observando que estaba vacía pero eso no me impidió mirar la gran variedad de helados y pedir una copa con unos cuantos esperando en la mesa, para cuando los sirvieran, observando a Anna.
-Sabes, en ningún momento me dijeron que debía enviarte a ti la carta, así que quizás debería decirte que lo hice porque quería conocerte en persona, algo que muchos no harían por miedo. Dicen que tienes dos hermanos problemáticos y sobreprotectores que no aguantan a los hombres que intentan separarte de ellos, por ese motivo me parece una razón extraordinaria para conocerte, me da curiosidad conocer la reacción de tus hermanos.- Como muchos podrían decir era un poco… masoquista, me gustaba llegar a mis propios límites aunque claro estaba nunca me hubiera gustado que eso hiciera que llamaran algún policía o servicio parecido, no tenía motivos ni intenciones de hacer daño a su querida y pequeña hermana, aunque algo me decía que ella no era la más pequeña pero si una de las más mimadas.
En cierto modo me daba algo de envidia, pero era una envida que no tenía planeado confesar, o demostrar, ya que estaba contento con mi madre.
-Dime, alguna vez has pensado en conocer a tus admiradores, seguro que tienes alguno que otro que dan escalofríos…- me dio un escalofrío imaginar lo que muchos desearían hacer, o tenían intención de hacer por lo que comí un poco del helado que me acababan de servir, notando el sabor de avellanas con turrón persistente y diferente a muchos otros lugares así que suspire agradablemente ante ello.
-Helado… me parece que es una de las invenciones de los humanos que debería ser nombrada la mejor, es tan dulce y refrescante. ¿No crees?
Seguí comiendo sin muchos miramientos observando su cara, si bien era una chica mona, bastante guapa pero aun a mi no me acababa de enamorar todavía no la conocía y ese no era mi objetivo principal a sí que simplemente seguí con mi helado como quien no quiere la cosa mirándola, ya que no tenía muchas cosas más por mirar.
-Dime, ¿van bien las clases? La verdad no sé muy bien que preguntar o de que hablar…. ¿te gustan los gatos?
Mastique los trozos de avellana con diversión esperando a que contestara sin prisa.
avatar
Dethan McDaniels
universitarios

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 28/02/2015
Edad : 25
Localización : papel

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El trucho conoció a la trucha o algo parecido Priv||Anna LeBeau

Mensaje por Anna LeBeau el Lun Mar 09, 2015 8:33 pm

La castaña lo miró bastante sorprendida; no esperaba que dijera algo así, y que decidiera no aceptar la tortitas sólo para que sus amigos no molestaran a Anna. Aquello hizo sonreír a la joven; con diversión, le pellizcó y le dio un rápido beso en la mejilla, en forma de agradecimiento —Eso es muy tierno y muy amable de tu parte — le dijo con amabilidad, sintiéndose mejor ya que se le había venido a la cabeza todo lo que hablarían los amigos de Dethan. Ladeó un poco la cabeza y volvió a sonreír. —Por eso, te ganaste unas tortitas hechas por la cocinera de mi hermano... yo no se hacerlas — dijo mientras se encogía de hombros. Ella nunca había cocinado, nunca lo había necesitado, ya que siempre comía en la cafetería del campus, en la casa de su hermano o en la casa de sus padres, y ellos tenían cocinera.

Anna caminó tranquilamente, mirando de reojo a Dethan sonriendo al verlo ver un mapa improvisado; aquel chico le daba bastante ternura. Sonrió nuevamente al escucharle decir que le había alegrado el que no lo dejara plantado, haciendo que la joven se encogiera de hombros —Sabes hacer notas interesantes... por eso estoy aquí — le dijo con una sonrisa, siguiéndolo hasta la heladería.  

Cuando entró, la castaña pudo ver que el lugar estaba vacío, algo que agradeció ya que no le gustaba el estar rodeada de tanta gente. Pidió un helado de los tres sabores clásicos y lo siguió hasta una de la mesa. Empezó a comer cuando su concentración fue interrumpida por el comentario de su acompañante. Ladeó la cabeza y empezó a reír por lo de sus hermanos. —Bueno, el que me hayas elegido tú y no tus amigos me hace sentir mejor — le dijo en tono bromista. Soltó un suspiro y arrugo un poco la nariz para encontrar las palabras correctas para describir la conducta de sus hermanos mayores. —No son problemáticos, sólo sobreprotectores... pero son buenos chicos — le contó cómo quitándole importancia al asunto. Miró atentamente al joven que tenía frente a ella y se acercó a él. —Si te cortamos el cabello y te arreglamos bien... — dijo mientras pasaba sus manos por el cabello de Ethan —Tienes una pequeña oportunidad con ellos y así no te alejen a patadas de mi — bromeó alegremente, para luego volver a su lugar y negar con la cabeza, sus hermanos no eran así. —Ellos hacen eso cuando ven que los tipos tienen otras "intenciones" conmigo — comentó tranquilamente.

Negó con la cabeza cuando escuchó el comentario de los admiradores y frunció el ceño al escucharle decir que algunos daban miedo. —No... no tengo intención de conocerlos. Esas cosas se dicen a la cara y no por medio de notas... — bromeó y rió alegremente, esperando que entendiera que no lo decía en serio. Dejó de reír, sin dejar de sonreír ya que seguía escuchando sus comentarios sobre el helado y sobre sus "temas" de conversación. —Mis clases van bien, la Economía en el mercado no tanto... — le dijo, para luego tomar un poco de helado de fresa y comerlo lentamente. Volvió a mirarlo —Me gustan los gatos, son mis animales favoritos... también me gusta el pan, ya sabes, por si lo pensabas preguntar — dijo entre risas. Aquel chico la estaba haciendo reír mucho y le empezaba agradar. —¿Tú que estudias? — le cuestionó tranquilamente.


¿Algún problema?:
avatar
Anna LeBeau
conceited

Mensajes : 142
Fecha de inscripción : 01/02/2015
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El trucho conoció a la trucha o algo parecido Priv||Anna LeBeau

Mensaje por Dethan McDaniels el Lun Mar 09, 2015 10:01 pm

La verdad que escuchar su voz me estaba animando lo suficiente como para no desear que pasara él tiempo rápido, algo imposible todo el mundo lo sabe, cuanto mejor te lo estas pasando o más disfrutas de algo es cuando más rápido va pasando el tiempo, algo que hace que cualquier persona odie a veces el reloj, o lo que sea que este dice.  Pero bueno lo que tenía que ser ese momento era largo, pero no pesado así que sonreí mirando su cara mientras me contestaba, dejando que mis oídos escucharan su voz que me parecía bastante agradable, como si pudiera pasarme el día escuchándola, pero sabía que me cansaría así que simplemente seguí con mi helado disfrutando de este, de lo que suponía probarlo, ah dulce sabor que envolvía mis papilas gustativas.
Mire de nuevo su cara, acariciando una servilleta pequeña, de las que dan siempre, aunque luego necesites más.
-La verdad es que lentamente haces que mi amor propio crezca, será porque me alegro de que veas algo más que mi cara exterior.
Me quede allí sonriendo como si nada, escuchando un poco el ruido de fuera sin mostrarme interesado, aunque el ruido de los coches quizás hacía que mi concentración vacilara entre ella y lo ajeno a ella, sin embargo cuando me hablaba me concentraba solo en ella.
-La verdad es que me alegra que te pareciera interesante mi nota, aunque poca gente lo creería es más apuesto una salida al cine, a que tus compañeras te trataron como una loca por hacer caso de ella. También agradezco que veas que fui yo, en ningún momento pensé que fuera algo malo después de todo, somos humanos ¿o me equivoco?
Cuando escuche sobre sus hermanos, he de confesar que sentí un poco de envidia, pero la típica envidia buena que salía cuando escuchabas a alguien hablar de sus hermanos, ya que yo al no tener jamás podría opinar sobre lo que se sentía algo que sentía en falta, pero que tampoco me importaba ya que mama siempre se había comportado más como una hermana mayor, o eso decía ella.
-La verdad es que te tengo un poco de envidia, aunque no solo a ti si no a todo el mundo que tiene un hermano o hermana ya sea pequeño o grande, ya que yo no tengo hermanos que yo sepa… aunque tampoco es como si ahora mismo quisiera uno, simplemente me gusta imaginarlo.
Sonreí dejando que me acariciara el cabello y note como una parte de mi se avergonzaba, no era típico que se me acercaran tanto a tocar el pelo, solo una persona me lo había hecho y he de confesar que con ella no me avergonzaba tanto, como debería. Sin embargo quitando eso de encima reí cuando menciono lo de cortarme el cabello.
-Vamos la única vez que me lo corte fue en el correccional ya no deseo cortármelo de nuevo, se pasa muy mal y no es como si me quedara bien, me gusta más como lo tengo ahora… ¿no te parece que me da un aire de malo?
No me había fijado en mis palabras, tampoco es como si me importara que la gente supiera de mi pasado, solo no me gustaba que me tacharan sin antes conocerme o saber por qué acabe allí aunque bien está lo que bien acaba ¿no? Aquello era mi pasado y gracias a ello acabe con una madre que me quería por lo que era no por lo que fui.
-Bueno, al menos me alegro de tener una pequeña oportunidad con ellos, hace que mi confianza crezca,  aunque tranquila no tengo malas intenciones de momento, claro está espero que intenciones no entre en amistad, porque  me parece que eso es lo que deseo en estos momentos.
Reí con fuerza ante los comentarios sobre los admiradores, a mí tampoco me haría mucha gracia conocerlos más bien por que amaba mi virginidad anal y mi forma de ser sin traumas ajenos, aunque no sería malo tener uno o dos admiradores que subieran mi ego, he de confesarlo.  Pero sin embargo agite la mano haciendo como si quitara la cosa del asunto, lo mejor era no pensar en ello ya que podría entrar dolor de cabeza ciertamente dicho.
-Economía, lamento decirlo pero simplemente escucharlo me parece un poco muermo, nunca he sido bueno con las clases si te soy sincero, por eso elegí cosas que se me dieran bien, como por ejemplo teatro y actuación, he de confesar que me gusta mucho, desde que era pequeño, pero jamás pude hacer una extraescolar relacionada con ello.
Me puse a pensar en todos los momentos en los que actuaba delante de los padres de acogida y reí ya que más o menos era como si hubiera estado haciendo una extraescolar, que nunca acababa, lo suficientemente educativa como para poder fingir que era algo, que en realidad no era.
-¿De verdad te gustan los gatos?  En casa tenemos uno, pero me gustaría adoptar uno para la mi habitación en la universidad, el problema es que no sé si me dejarían meterlo, aunque lo más seguro es que lo entrara sin que nadie se enterara, ya que por el momento no dispongo de compañero de cuarto. Es algo bueno en cierto modo.
Así podía hacer lo que me diera la gana sin tener que preocuparme por la gente que mira si haces cosas malas, o intenta hablar mal de ti a tus espaldas sobre tus manías, para mi ellos si que eran los más déspotas y raros.
-Así que te gusta el pan, es un buen detalle para poder llevarte a una panadería la próxima vez, allí tienen muchas clases de pan, aunque para ser sincero ¿alguna vez has probado los panes japoneses? Tienen muchas cantidades de sabores extraños y sabrosos, podríamos ir para probarlos.
Reí ante mi propia idea, la verdad es que sería una buena idea el pan era algo nutritivo y más si lo comías con buena compañía como era ella.
-A mi me encanta el pan de melón, es más bien dulce pero bueno sigue siendo pan después de todo, aunque he de confesarte que aparte del pan tengo otros gustos que me encantan como por ejemplo ¿alguna vez has probado los peces de judías rojas? Sí es no, no lo hagas las judías rojas están asquerosas, pero con nutella está muy bueno, créeme.
La verdad intente ignorar lo de las tortitas pero no tenía más remedio que sacar el tema ahora que hablaba de nutella, así que puse las manos juntas como si rezara algún dios inexistente para el mundo menos para mí y le dedique una sonrisa cálida.
-Si es necesario aprenderé la receta para que los dos lo disfrutemos sin necesidad de un tercero, aunque me temo que serán tortitas quemadas, porque yo solo se golpear con una sartén, no usarla para cocinar.
Dicho esto acabe mi helado antes de que se convirtiera en papilla de helado, sonriéndole encantado terminando de comerlo lamiéndome los labios que aun mantenían el sabor dulce.
-He de confesar que están más buenos de lo que pensaba, aunque a lo mejor también colabora que tengo la compañía agradable ¿no crees?- Le sonreí sin decir mucho más ya que en ese momento me empezaba a quedar un poco seco de temas de conversación aunque como bien dicen solo era cuestión de un segundo para que pudiera sacar una conversación, aunque fuera de debajo de las piedras mismo.


Última edición por Dethan McDaniels el Miér Mar 11, 2015 1:52 pm, editado 1 vez
avatar
Dethan McDaniels
universitarios

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 28/02/2015
Edad : 25
Localización : papel

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El trucho conoció a la trucha o algo parecido Priv||Anna LeBeau

Mensaje por Anna LeBeau el Miér Mar 11, 2015 3:01 am

La castaña empezó a reír cuando el chico habló sobre su propio amor. Sabía que había gente que se amaba a si misma, ella se sabía linda y, algunas veces, gustaba de recalcarlo ante todo el mundo, pero el comentario del joven había sido tan narcisista que ni ella se podía creer que fuera así. Con bastante confianza, la castaña lo miró directamente a los ojos y lo examinó detenidamente, para luego encogerse de hombros y hacer cómo que no era tan importante —Vamos, no eres feo — le dijo de forma sincera. Todos, aunque dijeran que no, veían el físico de las personas para luego conocer su forma de ser ¿Cierto? Dethan no era feo, aunque no fuese el estilo de Anna. —Tienes unos ojos muy bonitos — le sonrió con diversión y siguió comiendo su helado cómo si no hubiese dicho algo.

Se encogió de hombros ante la idea de que sus amigas pudieron pensar que estaba loca, ante la idea de aceptar lo que decía la nota. La verdad, ella también se sentía bastante extraña cuando había decidido acceder ante esa idea. —No importa si lo pensaron, ese ya no es problema suyo — sonó bastante segura. Aquello era cierto, ellas no tenían porque meterse en algo que no les incumbía. Sonrío cuando habló sobre lo de ir al cine, pensando que aquello también era lo bastante normal. —Vamos, me haz invitado a comer, eso también es normal. Esto es normal, creo... — dijo mientras señalaba el lugar. Eso es lo que hacía la gente en una "cita" ¿Cierto?

Ladeó un poco la cabeza cuando habló sobre los hermanos de Anna y de la envidia que le tenía a las personas que tenían hermanos grandes o pequeños. Rió alegremente y negó con la cabeza —A veces son molestos, cómo cuando me celan mis hermanos o cuando mi hermanita no me hace caso... pero la mayoría del tiempo es genial — dijo de forma soñadora. Tener a sus tres hermanos era increíble, y aunque todos eran distintos siempre había una forma en la que coincidían y pasaban un rato genial.

La chica frunció el ceño al escuchar la palabra correccional, su curiosidad la estaba matando; sin embargo, prefirió no preguntarle nada por si acaso a él no le gustara hablar de aquello. Hizo caso omiso de aquello y rió al escuchar que no se cortaría y que tendría una oportunidad con sus hermanos. —Si no te lo cortas, mis hermanos no te aceptaran. Además no creo que se te vea tan mal — le dijo con una gran sonrisa, para luego tomar otro poco de helado y comérselo tranquilamente. Soltó un suspiro y negó con la cabeza. —Y los chicos malos no agradan — sonrió tiernamente y se alegró de que cambiara el tema rápidamente.

La castaña no dejó de reír y menos cuando Dethan sacaba conversación de todo; las carrera, las tortitas, los gatos y... ¿el pan? La chica no podía creer que sacara conversación sobre el pan. Soltó un suspiro y puso una mano sobre su barbilla, escuchando atentamente todo lo que le decía. Cuando acabó, la joven se sonrojó al escuchar que decía que el helado sabía mejor por la compañía que tenía. Ignoró eso y sonrió, aún sonrojada. —Sacas tema de cualquier palabra ¿Cierto? — le preguntó divertida. Con su cuchara, tomó un poco de su helado y lo puso frente a él. —Toma, come... — dijo mientras le ofrecía de su helado


¿Algún problema?:
avatar
Anna LeBeau
conceited

Mensajes : 142
Fecha de inscripción : 01/02/2015
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El trucho conoció a la trucha o algo parecido Priv||Anna LeBeau

Mensaje por Dethan McDaniels el Miér Mar 11, 2015 2:39 pm

Al  principio pensé que quizás intentaba hacer un esfuerzo para elogiarme, sabía que muy poca gente me encontraba atractivo, no hacía falta ser un lince, solo me bastaba con ver la mitad de los padres de acogida que me rechazaban por mis pintas y mis ojos azules, como si fueran del mismísimo demonio, pero como tampoco me interesaba comerme la cabeza con ello le sonreí, no era descortés su elogio, la verdad me agradecía porque lo que más me gustaba eran mis ojos; por ese motivo casi siempre los resaltaba con una línea negra, me maquillaba lo indispensable para que estos resaltaran más que otras partes.
-Sabes, suelen decir que para mirar el alma de alguien debes mirar sus ojos, ya que es como la entrada a esta, por ese motivo me alegro de que te fijaras en mis ojos y no en mi sonrisa.
Acabe como quien no quiere la cosa con una sonrisa tonta mirando sus ojos, eran bonitos eso tenía que reconocerlos aunque no me acordaba si ya lo había mencionado en mi mente, pero la verdad parecían como un bonito otoño que se plantea si cambiar a una primavera verde, me recordaba a las mañanas donde iba al bosque a mirar los ríos, principalmente para acompañar a mi madre ha a sus clases, pero sin embargo yo siempre iba a la mía entreteniéndome con cualquier otra cosa, por eso muchas veces me quedaba comparando y en esta ocasión ese recuerdo hizo que sonriera.
Su voz me devolvió a la realidad quitando mi sonrisa y quedándome con una cara, como decirlo de tonto tal vez, así que la cambie rápidamente sin mirar a ningún lado en especial, pensando en lo que debería decir en este momento.
-La verdad es que yo me siento como una persona normal, aunque bueno según algunos expertos dicen que todo el mundo está mal de la cabeza, así que lo único que podemos esperar es ser felices, ya que no deberíamos preocuparnos de tonterías como esas... me parece a mí.
Reí ya que aquella teoría me parecía un poco extraña pero aun así me estire haciendo crujir mi espalda por el movimiento brusco, aunque era normal que crujiera, después de todo el ejercicio me iba bien y los músculos al no estar en movimiento se tensaban. Aun cuando me hablo de sus hermanos no pude evitar sonreír con cariño, se notaba en su voz que los amaba con locura y en cierta manera era algo normal ¿no? Después de todo era su familia y había crecido con ellos, eso me hacía imaginar en mis padres, yo sabía que no tenía hermanos,  mis padres murieron sin dejarme un pariente con vida, solo una gran suma de dinero, que para mí no importaba, el dinero no era algo que me importara y menos con la madre que tenía ahora, así que simplemente lo ahorraba para un futuro, ya que no solo tenía pensado hacer cine me gustaría estudiar otras cosas o abrir un negocio, por ese motivo guardaba el dinero, pero aquello iba a ser mi futuro no mi presente ahora tenía que vivirlo con calma y calcular bien todos mis pasos.  
-Yo sé que no tengo hermanos de sangre, pero tampoco los tengo adoptivos, aun así me alegra mucho que me hables de ellos, aunque no lo parezca lo aprecio me gusta saber cosas de gente con hermanos y más como lo pareces tu que tienes una familia numerosa. Aunque también se de gente que no se habla con sus familiares y eso en mi opinión es algo que no se debería hacer, pero bueno.  
Cuando escuche de nuevo el tema de mi cabello no pude evitar soplar para que el flequillo se removiera acariciando el cabello que salía por los alrededores y sonreí, ya que no tenía ganas de cortármelo ahora mismo no tal vez en un futuro, pero por el momento me encantaba este corte, ni largo ni corto simplemente se-mi.
-A mí me gusta, además en mi opinión me debes aceptar tú, no tus hermanos ellos ya me aceptaran pero con la que tengo amistad y roce, en el sentido bueno no el malo es contigo ¿o a lo mejor me equivoco?
La verdad no esperaba que fuera sincera en lo de los chicos malos así que simplemente me encogí de hombros, tampoco era como si le fuera a dar muchas vueltas, mi pasado lo decía todo de mí así que prefería ignorar el tema con un simple hmmm, que deje solo pensativo y sin nada de conversación, no me apetecía ir por ese camino.
Nunca nadie había hablado tanto rato conmigo y aguantado mis miles de conversaciones, pero es que era la verdad si sabias podías hablar.
-No es que pueda sacar tema con cualquier cosa, es que se bastantes cosas entonces siempre tengo argumentos y si un día no los tengo pues me los invento y acabo antes, que poca gente se dará cuenta de ello, bueno algunos seguro pero para eso existe el arte del disimulo.
Después de aquello comí de su cuchara con felicidad ya que estaba bueno, dejando que mi lengua lo saboreara del todo, lamiendo mis labios que aun mantenían ese sabor de su helado acabando por mirarla y luego a su helado.
-Bueno, está bastante bueno, gracias por dejármelo probar.  
Me levante un momento para ir a pagar y regrese como quien no quiere la cosa sacando mi teléfono para ver los mensajes, que en aquel momento no me importaban y preferí volver a guardarlo para mirarle de nuevo. No tenía muchas ganas de que cambiara la hora del reloj pero ya empezaban a ser las 5 de la tarde, casi las seis y tenía que ir pensando que decir o hacer, no tenía ganas de que nos separásemos pero tampoco podría obligarla, así que rápidamente pensé en cualquier cosa sin encontrar nada importante.
-Pues nada, que no se me ocurre nada, la verdad que lo único que podría decirte es que puedo acompañarte de vuelta a tu residencia y por el camino si lo deseas mirar alguna tienda, más que eso ya no sé qué decir empieza hacerse tarde tampoco quiero que se haga muy tarde seguro que tienes otros planes.
Moví mis piernas esperando a que ella decidiera quizás, se iba sola o ya había quedado en otro lugar, no era cosa mía pero tampoco era como si quisiera parecer necesitado, solo tenía intención de aprovechar ese día al máximo para hacer que disfrutara y no tuviera malos recuerdos míos, algo que no me parecía de un maleante si no de un simple caballero de negra armadura, ¿quien decía que el príncipe era azul? Seguro que tenía un problema de vista.
avatar
Dethan McDaniels
universitarios

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 28/02/2015
Edad : 25
Localización : papel

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El trucho conoció a la trucha o algo parecido Priv||Anna LeBeau

Mensaje por Anna LeBeau el Vie Mar 13, 2015 8:10 pm

La castaña sonrió ante el cometario de los ojos, pensando que tenía razón. Las palabras y los gestos podían decir algo, pero los ojos nunca mentían. En ellos te podías dar cuenta de que es lo que querían realmente decir, o que ocultaban. Sin embargo, Anna no lo había dicho de esa manera. Los ojos de Dethan eran muy lindos, sobretodo por ese color azul. Ella le podría decir que no pintara sus ojos, que solos se le verían muy bien, pero aquel era el estilo de ese chico y ella no tenía porque cambiarlo. —Los ojos dicen más que mil palabras  — dijo alegremente, sin dejar de sonreír.

Ladeó un poco la cabeza cuando dijo que todas las personas estaban mal de la cabeza, recordando que era cierto. Nadie era completamente cuerdo; Anna no lo era, ya que estaba en ese lugar con un chico que le había mandado un nota "misteriosa" ¿Qué tipo de persona de arriesgaba a asistir a la cita? Respuesta: Ella. Sobre la felicidad, Anna sabía que todo sería más fácil si nadie se preocupara y viviera su vida cómo viene, pero sabía que aquello era imposible. Las personas tenían que preocuparse de vez en cuando, ya que si no les interesaba lo que les rodeaba, su vida podría ser un desastre. Aquella era la opinión de la castaña, pero se calló. No era de importancia en ese momento.

Frunció un poco el ceño al escuchar crujir la espalda de Dethan; sin embargo no dijo nada. Su semblante cambió cuando escucho hablar sobre sus hermanos, y asintió ante el comentario de los hermanos. Si, se le hacía horrible que los hermanos y familiares se dejaran de hablar; no obstante, pensaba que seguramente existiría algún problema bastante fuerte para que eso sucediera. Estaba segura de que si sus hermanos le hicieran algo o se metieran en algo, ella no podría perdonar eso. Quizás, aquellos casos que el joven decía, eran uno de esos y ahí no podía culparlos. Se encogió de hombros y dejó el asunto ahí, sabiendo que loa dos diferían en varias opiniones.

Sonrió y asintió ante el comentario de que ella era la que lo tenía que aceptar. Era verdad, ella era la que decidía quienes eran sus amigos y con quien salía; sin embargo, sus hermanos aún no entendían aquello. —Yo te acepto — le dijo con diversión —Aún con tu pinta de niño malo — comentó entre risas y le volvió a sonreír. Su pinta era muy distinta a cómo era en realidad.

Volvió a sonreír con su forma de decir que no sacaba tema de cualquier palabra, aquello era divertido para la joven, quien no tenía ni idea de que decir. Rió alegremente ante el gesto y comentario que hizo el chico ante el helado, y tomó lo poco que quedaba para después comérselo cómo si nada. A ella no le importaba compartir su cuchara con los demás.

Ladeó un poco la cabeza y miró su reloj, pensando que aun no era la suficientemente tarde cómo para regresar a casa. Negó con la cabeza y se levantó, al mismo tiempo que tomaba su bolso. —Vamos a caminar un rato, no tengo más planes para hoy — dijo, mientras lo tomaba el brazo y salía de la heladería. Anna, con gracia, pensó que seguramente hacían una pareja un tanto extraña pero eso poco le importó
.


¿Algún problema?:
avatar
Anna LeBeau
conceited

Mensajes : 142
Fecha de inscripción : 01/02/2015
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El trucho conoció a la trucha o algo parecido Priv||Anna LeBeau

Mensaje por Dethan McDaniels el Vie Mar 13, 2015 10:25 pm

No es que todos los días saliera por ahí con algún amigo, simplemente tenía diversión, no era como si todos los días fuera con una chica del brazo y menos una tan hermosa, aunque también tenía mis pros y contras como por ejemplo en este momento la gente nos miraba, bien no me importaba, también era verdad que a lo mejor me miraban por mis pintas extrañas pero que más me daba, la gente nunca pensaba con la mente, solo en las apariencias y en las ganas de meterse con los demás, por ese motivo cogí mejor su brazo caminando lentamente con ella al lado.
-La verdad, si te soy sincero me encanta el estilo de vida de algunas personas, por ejemplo ¿no crees que solo con mirar a alguien podrías adivinarlo todo? Aunque en realidad no tengas ni idea y te equivoques.
Suspire algo arto de que nos señalaran y la adentre a una tienda de ropa sin fijarme en donde iba así que cuando me fije no pude evitar reírme, después de todo entre en una tienda de ropa interior, así que le mire de reojo mientras me apoyaba en una de las paredes mirando un maniquí con un corsé.
-La verdad, ¿te parece que me quedaría bien? Es que para ti no lo veo eh, el color verde moco me queda mejor a mí que a ti.- No pude aguantar la risa mientras lo miraba de cerca y me gire para señalar el precio era algo bastante caro para lo que a mí me parecía, así que me puse a mirar el de al lado de color rosa chicle. -Vamos por dios este es divino de la muerte y seguro que te queda para parar un tren, venga fijo. Lo juro por snoopy.
Después de reírme de nuevo me puse lejos para que no pensara que estaba a malas y seguí mirando algunas cosas, fijándome en la ropa de hombre interior y me di cuenta de algo gracioso.
-Mira tangas, molan eeh, si me pongo esto creo que me queda pequeño aunque quien sabe, debería hacer algo como agrandarlo, quien sabe ¿no?
No sabía por qué estaba allí sin embargo me parecía curioso que me equivocara de tienda en ese preciso momento, pero tampoco era que me desagradara ya que era algo que nunca habría intentado hacer aposta y eso me hacía reír incluso ignorando como las dependientas me miraban algo mal, no era mi culpa que esa situación me pareciera tan cómica que no podía ni creerme la.
Cuando acabe de dar un repaso por encima cogí algo de ropa interior unos bóxers y me puse a pagarlos cogiéndolos en una bolsa mientras le miraba de reojo con una sonrisa.
-Quizás no son de mi color, pero es que no puedo evitarlo, a demás ¿no crees que son necesarios? Me sabe mal no llevarme nada después de las risas que me ha dado.
Me puse a su lado cogiendo la bolsa y su mano, saliendo de allí llevándola en volandas dejándole la suficiente delicadeza como para dejar que se soltara mientras reía mirando las calles con calma observando sus ojos dejando que los míos sonrieran como si nada mirando las tiendas y parando en otra de las tiendas mirando los animales que habían con bastante diversión ya que casi todos eran cachorros pero no vi ningún gato por lo que suspire.
-A veces creo que los gatos no son merecedores de estar en tiendas, aunque me alegro la verdad estar encerrado en cuatro paredes es horrible… claustrofóbico y más cuando la gente te mira.
Me gire para no verles reclamar atención y mire su cara de reojo con una sonrisa, ya que tampoco me importaba que viera los animales pero era algo triste no poder ayudarles aun así me quede mirándola de reojo sin quitarle la vista y alejándome un poco para seguir mirando las tiendas desde fuera sin decantarme por ninguna en especial, no era algo que me importara sin embargo me hacían sentir vacio, no había ninguna tienda que llenara ese pequeño hueco donde buscaba algo sin encontrarlo, aunque debiera mirar con detenimiento, para poder sentarme en un banco y la mire.
-Bien, que quieres hacer, podemos ir a otra tienda aunque nos equivoquemos o bien podemos coger y dar vueltas como tontos hasta encontrar algo que nos guste. Tú elijes princesa.
No decía en plan serio lo de princesa, pero sin embargo he de confesar que me encanto como quedo, ya que sin desearlo me salió solo, como si lo hubiera planeado, a lo mejor era un poco extraño pero sabía que las cosas que decía muchas veces tenían sentido y aunque no lo pareciera ella parecía más una princesa que una chica normal, tal vez por el aire de dinero que tenía, sin embargo quien sabía lo que podía llegar a pasar. Aunque tampoco me molestaba así que le guiñe un ojo levantándome y pidiendo a un hombre un par de crepes, que estaba haciendo, cogiéndolas y dándole una a ella, la mía era de nata con fresas así que le mire ofreciendo un bocado.
-¿Quieres probar?
Dulce juventud, eso era lo que pensaba, la razón pues muy clara era bonito pasear, o mirar a la gente hacerlo en una tarde soleada con ella, aunque tampoco me importaría que hiciera menos sol ya que me agobiaba un poco la poca calor que comenzaba hacer, sobre todo con la ropa negra que llevaba, mal conjunto, pero tampoco me desagradaba.
avatar
Dethan McDaniels
universitarios

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 28/02/2015
Edad : 25
Localización : papel

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El trucho conoció a la trucha o algo parecido Priv||Anna LeBeau

Mensaje por Anna LeBeau el Lun Mar 23, 2015 5:47 am

A la castaña no le importaba que la gente se les quedara viendo, sabiendo que ellos llamaban la atención en exceso por ser tan diferentes. Sonrió alegremente mientras el chico daba su opinión y harto de que la gente los señalara, la metió en una tienda de ropa interior. Aquello era extraño pero a la vez divertido. Con una carcajada, la castaña miró cómo Dethan posaba junto a un corsé. Sentía las miradas encima de ellos. —Querido, ese corsé te quedaría DI-VI-NO — le dijo con gracia y siguió riéndose.

Aún manteniendo la sonrisa divertida, Anna vio cómo señalaba un conjunto de color rosa. Negando con la cabeza, la castaña tomó uno que estaba colgado y lo puso frente a ella, cómo si estuviese modelando. —Si me lo pongo, no quiero saber que reacción tendrán todos los hombres... — dijo con voz picara y siguió riendo. Le sacó la lengua con diversión y dejo el conjunto en su lugar, no quería ni pensar que le dirían sus hermanos si en un momento lo vieran entre su ropa.

La castaña lo siguió hasta donde estaba la ropa interior de hombre y no pudo evitar volver a reírse cuando vio la tanga que tenía Dethan en sus manos. Negó con la cabeza ante su comentario e hizo una mueca bastante graciosa. —No quiero imaginar nada que tenga que ver contigo y esa cosa... — comentó con seguridad y sonrió. Volteó rápidamente para ver a los compradores, quienes los veían cómo si estuvieran locos. Se encogió de hombros y siguió su recorrido con su nuevo amigo.  

No dejó de reír mientras pagaba unos boxers, mirando cómo la mujer que le cobraba los veía cómo si les fuera a hacer algo. Dejó que la tomara de la mano y salió bastante contenta del lugar. Siguieron caminando y con un pequeño gesto de tristeza, la castaña asintió ante el comentario de su amigo. Los animales no debían estar encerrados. —Los gatos son almas libres... — le comentó con media sonrisa. La verdad, nunca había visto a un gato en una tienda de mascotas, y eso, de alguna manera, le agradaba.
Sonrió ampliamente ante la palabra princesa. Aunque sonara tonto y cursi, a ella le gustaba eso. Asintió aún con su gran sonrisa —Podemos dar vueltas por las calles hasta ver algo interesante... me gusta esa idea, príncipe — le dijo con gracia. Con una agradecimiento, la chica tomó el postre y sonrió cuando él le ofreció del suyo. Tomó un pedazo y se lo comió con felicidad de niña pequeña, amaba las fresas. Miró el suyo, y vio que era de cajeta. Tomó un pedazo y se lo puso frente a él. —¿Quieres? — le dijo con amabilidad en su voz. No tenía ningún problema en darle de comer en la boca. De alguna manera, ya le tenía bastante confianza.


¿Algún problema?:
avatar
Anna LeBeau
conceited

Mensajes : 142
Fecha de inscripción : 01/02/2015
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El trucho conoció a la trucha o algo parecido Priv||Anna LeBeau

Mensaje por Dethan McDaniels el Lun Mar 23, 2015 1:36 pm

Siendo sincero, hacía mucho tiempo que no me reía tanto, como siempre estaba pensando en hacer feliz a mi madre, intentaba ser el hijo predilecto olvidando aquellas pequeñas cosas, como las risas, aunque no era algo que intentara apartar, pero intentar llegar a mi curso era algo complicado, después de todo siempre estuve dos cursos por detrás, intentando mejorar, aunque al final no lo logre, mantenía mis notas altas, un alivio la verdad.
Aunque tenía que confesar que aun me quedaban locuras sin hacer, pero que seguramente haría en un momento decisivo, como por ejemplo quedarme mirando el trozo de comida que me ofrecía y que comí con gusto.
-La verdad, nunca se debe decir no a la comida. Debes recordarlo, la comida es algo tabú.
Al acabar lance el envoltorio caminando hacía algún lado mirando a la gente de los alrededores mientras observaba las tiendas de comida, en ese momento estaba estudiando actuación aunque en algún momento de mi vida, en realidad me gustaría ser un cocinero o bien un pastelero. Por ello primero prefería estudiar algo diferente, para luego estudiar lo que deseaba, siempre así intentar hacer algo para completarlo, más que nada por el don de gentes.
-Algún día me gustaría abrir mi propio café, pero antes mi objetivo es buscar y buscar dulces, entre otros lugares para ver la competencia. ¿y tú? Cuál es tu sueño.
Seguía caminando sin detenerme pensando en todo aquello que veía sin ningún objetivo en realidad, solo con la intención de disfrutar del paseo, pasarlo bien mirando a los demás mientras observas a la gente ir y venir, algo que he de confesar me hacía disfrutar, olvidando de algunos que me miraban, no era algo que me importara ahora mismo, tenía cosas más importantes que hacer en vez de ir mirando a todos aquellos. Al menos así lo veía yo, disfrutaba de la compañía de la castaña, aunque aun parecía más bien una ilusión pero no una ilusión negada, si no algo que quizás podría ser duradero, entre eso y intenso como una relación difícil de amigos, que solo buscan diversión entre las cosas cotidianas, un poco de color en el negro mundo que nos rodeaba.
Pero antes de decidir nada por mi mismo me pare en una floristería, atraído a lo mejor por los colores llamativos de aquellas flores tan poco comunes en aquella estación de invierno, he de confesar que me asombraba, aunque también era cierto que hacía un poco más de calor que el habitual el sol, no tardaría en irse y con él su calor agradable, aunque algo efímero como aquello era algo precioso por ese mismo motivo sonreí acariciando un tulipán, un simple tulipán, que no duraría mucho tiempo vivo en aquella estación.
-Las flores son preciosas, aunque nunca se me ha dado bien cuidarlas he de confesar que lamento mucho verlas en el invierno, muchas solo tienen el destino de morir, otras sin embargo solo florecen en esta época. Irónico ¿verdad?
Me levante para seguir caminando dejando atrás las preciosas flores y sus aromas, dejando que la callejuela se acabara dando paso a una calle principal llena de gente, que compraba en tiendas o simplemente iba con conocidos o hacía algún, lugar la típica gente que no sabe que es lo que puede estar pasando en ese momento, algunos ríen, otros están pensando y otros hacen cosas para no demostrar sus sentimientos, un mundo de falsedades, en el que yo ya pase antes.
Suspire ante tanta gente caminando en un lateral de la calle, pensando en que hacer o decir, a donde ir, podría ser aburrido sin embargo algo llego a mí, o mejor dicho una solución. Para ello le sonreí de reojo.
-Alguna vez me habían dicho que aquí se abrían unas tiendecitas, pero quien me iba a decir que era verdad. ¿Vamos a mirarlas?
Sonreí arrastrándola hacía una de mascaras, donde cogí una para observarlas de cerca, estaban hechas con muchos detalles, algo que en las tiendas normales no estaba ya que eran creadas por maquinas y esos pequeños, minuciosos detallitos no se miraban ya.
avatar
Dethan McDaniels
universitarios

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 28/02/2015
Edad : 25
Localización : papel

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El trucho conoció a la trucha o algo parecido Priv||Anna LeBeau

Mensaje por Anna LeBeau el Lun Mar 23, 2015 6:11 pm

La castaña sonrió ante el extraño sueño del chico; ella pensaba que el sueño de la mayoría de los alumnos era acabar su carrera y entrar a un trabajo de su carrera, para poder sobresalir en el campo que habían elegido. Pero Dethan no era cualquier chico, él tenía sueños un poco extraños pero a la vez bastante tiernos. Ladeó delicadamente la cabeza y pensó en su sueño. Tenía varios, pero el que más sobresalía era el ser mejor que su padre y su hermano mayor, para poder tener el mando de los bancos o algo mejor... —Mi sueño es ser una gran economista financiera y trabajar en la bolsa de valores de París — dijo con alegría, para luego soltar una pequeña risa. Su padre le decía que sólo tenía que acabar la carrera y él la podría poner en la bolsa, pero ella quería tomar ese reto sola y no contar con la ayuda de su padre, aquello la haría sentir mejor. Soltó un pequeño suspiro, y le sonrió al chico —¿Y cómo se llamaría tu cafetería? — preguntó curiosa, sabiendo que podría ser un nombre bastante bizarro, ya que venía de él. —Ah, y quiero ir a tu búsqueda de dulces, eso suena interesante — comentó con gracia. Aquello le resultó bastante gracioso.

La chica siguió a Dethan por las calles, pensando lo divertido que estaba siendo ese día. Anna salía mucho con sus amigos, pero no era lo mismo. Esta salida había sido muy distinto a las salidas con los niños y niñas ricos hijos de papi. Mientras su aquí todo era sencillo y de sana diversión, con los otros chicos sólo iba de compras y en el camino, las chicas no paraban de criticar los atuendos, el físico y los defectos de la gente, mientras que Anna pensaba que primero debían de ver sus defectos. Pero vamos, es también era una niña rica y había hecho algo así. Estaba segura de que todos lo habían hecho, todo mundo criticaba y hablaba mal de la gente; sin embargo, Anna no lo hacía con malicia. Muchos pensarían que la niña era odiosa por cómo se comportaba con la gente que no le agradaba, pero bueno, todos hacían lo mismo. Si no te agrada, simplemente no puedes tratarlo cómo a la gente que si te agrada, o eso era lo que la joven pensaba, quizás si era odiosa cómo mucha gente lo pensaba.

La chica se detuvo cuando notó que Dethan se paraba frente a una florería. Sonrió con dulzura al ver cómo el chico se le quedaba viendo a las flores y hacía un comentario acerca de ellas. Se puso alado del joven y asintió lentamente. —Las flores son cómo las y los hombres atractivos — le dijo con calma.—La belleza de las flores de marchita con el tiempo, igual cómo la belleza física — comentó con ternura. Ella había aprendido que la belleza no sería para siempre, por lo que le parecía una exageración que a ella la considerarán cómo un imposible. Quizás había chicas más bonitas que ella y eso por los sentimientos que tenía. Anna podía ser odiosa, grosera y egocéntrica, por lo que ella sabía que eso afeaba a las personas.

La castaña asintió alegremente ante la idea de ir a las tiendas, por lo que siguió a Dethan con bastante entusiasmo. Al llegar, la castaña se entretuvo con una muñeca artesanal. Tenía unos hermosos detalles. Volteó para ver donde estaba Dethan y sonrió al verlo con una máscara. —Si te la pones, te verás muy guapo — le dijo en tono bromista. Se acercó a él y le mostró la muñeca —¿Verdad que es hermosa? — cuestionó con alegría, mientras movía la muñeca frente a él.


¿Algún problema?:
avatar
Anna LeBeau
conceited

Mensajes : 142
Fecha de inscripción : 01/02/2015
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El trucho conoció a la trucha o algo parecido Priv||Anna LeBeau

Mensaje por Dethan McDaniels el Vie Mar 27, 2015 5:32 pm

Reí por lo que me decía sabia de buena mano, o mejor dicho de manos ajenas que sus padres tenían dinero pero aquel sueño se parecía bastante a los sueños de la gente que intenta auto superarse, por ese motivo me la mire una nueva vez, con ojos calculadores y luego seguí caminando, esperaba que tuviera suerte en lo que deseara.
Un nombre, tenía muchos de ellos en mente, pero en aquel momento solo uno logro acceder en mi celebro, por ello le mire y sonreí.
-Raven, es algo básico, pero la verdad es que me gusta, amo los cuervos y creo que para mi cafetería no estaría mal, pero bueno quien sabe, a lo mejor en un futuro le cambio el nombre.
Comentando lo de mi búsqueda de dulces le guiñe un ojo y sonreí algo bizarro encantado de ello, por lo que le hice un pequeña reverencia fingida.
-Me encantaría que me acompañaras en ella.
Cuando menciono el comentario de las flores asentí siguiendo mi rumbo, tampoco era para poder pelearse o contraatacar, nuestros pensamientos eran parecidos, en cierto modo claro está.

Cuando observe la muñeca me recorrió el frio por mi cuerpo y asentí, pero luego reí, algo nervioso.
-Llámame lo que quieras pero soy algo miedoso, bueno en realidad solo dos cosas me dan miedo y una de ellas son las muñecas, a veces pienso que un fantasma la podría poseer e intentar devorarte o cosas así.
Pase cerca de ella intentando ignorar la pequeña muñeca mirando las lámparas de formas entre figuras observando como una de las dependientas nos miraba con aire preocupado, como si fuéramos a robar y eso en cierto modo me volvió hacer recordar los tiempos en los que robaba, o mejor dicho hacía el gamberro sin poder evitar hacerme reír como un idiota mientras recogía una cajita plateada y al abrirla una dulce música sonó.
Silbe, mirando la caja que en cierto modo parecía normal, sin embargo aquello hacía que fuera preciosa.
-Como bien dicen nunca juzgues algo por su exterior ¿no? Vaya ironía… aunque he de confesar que esto es precioso.
Se lo mostré entretenido dejándola cerca de ella observando más cajas aunque ninguna me llamo la atención, haciéndome confesar que aquella tienda me estaba sorprendiendo más de lo que esperaba en un principio lejano, pero que no podía decir nada para excusar aquello, en cierta manera.



[No me mate e.e he estado bastante off, algo depre y no me apetecía rolear, pero hoy intente D: así que e.é siento la tardanza]
avatar
Dethan McDaniels
universitarios

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 28/02/2015
Edad : 25
Localización : papel

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El trucho conoció a la trucha o algo parecido Priv||Anna LeBeau

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.